Emilio Fajarnés leyó por última vez el Pregón en 2008. Ángel Huguet
ECOEMBES COMARCA

Este año no habrá Fiestas ni quien las pregone subido a lomos del burro en la mañana de hoy 4 de septiembre. La situación por la pandemia obliga a romper la tradición desde que Enrique Torrente leyó por primera vez en la cabalgata del 4 de septiembre de 1943 los versos escritos por su hermano Ernesto, ambos co-autores durante tres décadas. Del primer “Barbastro, Ferias y Fiestas del año cuarenta y tres (no me toquéis más el burro que os soltaré algún revés)” pasaron 30 años hasta su despedida en las Fiestas del año 1972. “Barbastro, Ferias y Fiestas del año setenta y dos, nombraron un barbastrense y se encontraron con dos”, en alusión a su hermano.

Enrique el baturro y Ernesto ante su establecimiento en la calle Argensola. Foto, colección de Antonio Latorre

Despedida en verso, “once burros diferentes pasaron por mis calzones solo quiero recordaros que en el año de la fecha hago los treinta pregones”… A partir de entonces, el Pregón ha sido obra de diversos autores locales, Joaquín Piedrafita recogió el testigo y respetó el estilo tradicional “este año el Pregón de Fiestas tiene peor Pregonero porque desgraciadamente se nos fue para siempre El Pregonero del Vero”.

Emilio Huguet y Ana Ribera dedicaron su escaparate conmemorativo a 75 años del Pregón con la colección completa. Á. H.

En la fecunda historia de 77 años -salvo olvidos involuntarios- hay varios autores del Pregón escrito, Manuel Samitier, Saturio Sobradillo, Pedro Zazurca, Luis Aguilar, Enrique Gómez, Jesús Labara y Luis Montes en los últimos siete años y el único  “superviviente”. A partir de los hermanos Torrente, el autor más prolífico fue Labara -fallecido en abril de 2017- que escribió 18 Pregones (1996-2013). Además fue autor del mayor número de pregones festivos del barrio de San José y la Peña Ferranca,  en total más de 60 en 35 años de “segundo oficio” como gustaba definirse.

Enrique Torrente en una de sus primeras salidas. Foto, colección de Antonio Latorre

La lectura del Pregón a lomos del burro -salvo en dos ocasiones- ha estado a cargo de Enrique Torrente (1943-1972), Emilio Fajarnés (1973-2008) que fue “El Pregonero del Vero más duradero del mundo entero” con 36 años. En la última década, Luis Montes asumió el relevo de Fajarnés en la doble condición de autor y Pregonero hasta que por cuestiones de salud, Felipe Salinas se subió al burro en 2015.  

El oficio de Pregonero en las Fiestas de Fonz durante 28 años fue aval de confianza para el alcalde Antonio Cosculluela que le convenció para vestirse de baturro -por primera vez en su vida- para leerlo a lomos del burro en la Cabalgata. En la historia festiva reciente, con Luis Montes son las únicas “referencias vivas” de esta tradición cuyos 75 años pasaron casi desapercibidos en el Ayuntamiento. Ni siquiera se publicó el tercer Libro con Pregones escritos como se hizo con motivo de 25 y 50 años.

Faldón del Pregón ilustrado por Francisco Zueras. Á. H.

A los autores del Pregón y a los Pregoneros se suman quienes tiraron del jumento vestidos de baturro, como fieles “escuderos” y en este apartado están los nombres de Joseré con Enrique Torrente; Paco Vispe “El Chato”, Eduardo Peruga y José Manuel Juste con Emilio Fajarnés;  Luis Montes y Felipe Salinas siguieron con Juste, el más joven en la historia de los Pregoneros desde que relevó a Peruga por decisión de Fajarnés. Más de una década tirando del ramal, lleva el cachirulo con paño de seda natural -heredado del bisabuelo-  que tiene más de 100 años de antigüedad y entre las joyas familiares que solo saca a la calle el 4 de septiembre.

Emilio Fajarnés leyó el Pregón de 2004 sentado en el sillín de la moto de Daniel Ribera. Á. H.

La relación entre pregoneros y escuderos ha sido “buena” en general salvo en ocasiones excepcionales porque “es fundamental” aguantar el burro ante el posible “miedo escénico” del ambiente festivo, propio de la Cabalgata. El jumento solo ha “faltado” dos veces en 75 años, la primera fue en Fiestas del 2004 porque le emborracharon  y fue imposible que “arrancara” en condiciones adecuadas. Emilio Fajarnés leyó el Pregón de copiloto en la moto de Daniel Ribera como recurso de última hora. 

En 2005 Emilio Fajarnés leyó Pregón en un descapotable de Cosalvi. Á. H.

Al año siguiente (2005) cambió el sillín de la moto por el sillón cómodo del vehículo descapotable cedido por la empresa Citröen Cosalvi. La costumbre del burro se retomó en 2006 hasta ahora “el Pregonero debe ir en burro” manifestó Emilio Fajarnés en aquella ocasión.  Su antecesor, Enrique Torrente vivió la experiencia del Pregón desde el descapotable, invitado por Pablo Bravo. Aquella fue la única vez que  Torrente participó en la Cabalgata sin montar en burro, un año antes de su muerte.

“Buen humor y crítica sana”

Jesús Labara, autor de 18 Pregones. Ä. H.

Jesús Labara, en una entrevista (Fiestas de 2014) resumió la esencia del autor, “en el Pregón hay que poner rima a la actualidad local de todo el año y sacarle un poco de punta. El Pregón debe destilar buen humor sin dejar la crítica sana y mejor si eres irónico sin que se note mucho. En general se leen como una pequeña historia de Barbastro, escrita con naturalidad, de forma espontánea. Nunca he tenido problemas”.

En esa línea, se entendió “muy bien” con Emilio Fajarnés y Luis Montes, pregoneros de sus textos, “he sido un autor liberado de censuras municipales. Me gusta escribir Pregones y por encima de todo, que la gente disfrute con su lectura”. La despedida de autor fue en el mismo tono, “hasta aquí llegó Labara sin vara y sin burro pero feliz de Pregonero del Vero”. El Ayuntamiento le reconoció su labor, igual que con autores y Pregoneros anteriores.

Relevo de Emilio Fajarnés a Luis Montes en las Fiestas de 2009. Ä. H.

Emilio Fajarnés se jubiló como “El Pregonero del Vero más longevo del mundo entero” con 36 años que marcaron una época en las Fiestas desde 1973 hasta 2008. En este tiempo aplicó sus dotes de buen locutor de Radio Juventud de Barbastro y cuando tomó la decisión de no continuar, por cuestiones de salud, dejó buen recuerdo “lo he hecho con toda la ilusión del mundo, creo que he caído bien a la gente. La nostalgia de tantos años pesa mucho”, manifestó en la última entrevista donde compartió protagonismo con Mercedes, su mujer y colaboradora.

Luis Montes en su primer Pregón en 2009. Á. H.

En la primera mañana del 4 de septiembre que no se vistió para pregonar en 36 años vivió el momento con Luis Montes en el balcón del Ayuntamiento, “tiene buen tipo de baturro, voz recia y conoce el oficio en su barrio del Entremuro. Me parece el mejor porque está comprometido con Barbastro”. Fajarnés, antes de subir al Ayuntamiento, paraba casi siempre en la Casa Amparo para saludar a Enrique Torrente, “mientras su estado emocional se lo permitió”.

A lomos del burro pasó algunos sustos, “más de una vez estuve a punto de salir entre las orejas y menos mal que tengo piernas largas para apalancar al burro”, dijo en una entrevista. Además, con tantos años de Pregonero nunca se consideró protagonista “no me siento importante, solo conocido”. Fajarnés falleció en octubre de 2009.

Felipe Salinas debutó en 2015. Á. H.

“Pequeña historia de Barbastro”

La historia del Pregón y Pregoneros se ha publicado en dos ocasiones por iniciativa del Ayuntamiento, la primera con motivo de los 25 años (1943-1967) con portada del barbastrense Miguel Arnal en la etapa del alcalde Rafael Fernández de Vega y Frago. La segunda obra recopilatorio de los años  1943-1992 con el título “Y cincuenta años después” se publicó con dibujos recuperados de Paco Zueras por iniciativa del alcalde Manuel Rodríguez con motivo de las Fiestas. 

Libro conmemorativo de 25 años del Pregón, publicado por el Ayuntamiento en la etapa de Fernández de Vega y Franco con portada de Miguel Arnal. Colección de Antonio Latorre

“Con esta edición se rinde homenaje a los autores, con agradecimiento y cariño a todos y el mejor de los recuerdos a quienes ya nos dejaron”, según consta en el Prólogo. “Entre todos habéis sabido hacer esa pequeña historia de Barbastro que, además de la interpretación de cada uno, tiene varias características comunes en la descripción: naturalidad porque no es rebuscada sino popular; espontaneidad puesto que tiene sal con pimienta; actualidad porque a través de su lectura se da a conocer cuando ha habido buenas o malas cosechas; incluso cuando llegó el fluorescente, el twist o cuando el hombre pisó la luna”.

Libro conmemorativo de 50 años del Pregón, publicado por el Ayuntamiento en la etapa de Manuel Rodríguez. A.H.

El tercer libro conmemorativo de 75 años del Pregón no se publicó en la etapa del alcalde Antonio Cosculluela y en apariencia, ni siquiera despertó interés. La mayoría de  autores no firmaron con su nombre, entre ellos Hermanos Torrente, Joaquín Piedrafita, Manuel Samitier, Pedro Zazurca, Enrique Gómez -firmaba Jarri-, Jesús Labara y Luis Montes que lo hicieron bajo el denominador común “El Pregonero del Vero”. 

Autores, pregoneros y ayudantes

 

Emilio Fajarnés, pregonero del Vero. á. H.

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here