orangutan superior

Groucho Marx ha sido un artista que ha trascendido a las generaciones. A pesar de que hayan pasado más de 40 años desde su fallecimiento en 1977, Groucho Marx ha dejado un legado inconfundible que ha llegado a los jóvenes de hoy en día, tanto en sus películas, como en sus peculiares citas, que muchas personas recuerdan tal. Su éxito y fama es tal, que se han forjado muchas leyendas entorno a él mismo, además de haberle adjudicado algunas frases que él nunca había dicho. De hecho, una de las citas de Groucho más conocidas es Cítenme diciendo que me citaron mal.

De orígenes humildes, Groucho Marx, nacido en Nueva York, era el nombre artístico de Julius Henry Marx, el cuarto de seis hermanos de una modesta familia de inmigrantes judíos de Alemania. La vocación cómica de Groucho llegó a través de su tío, el famoso cómico Al Shean y a los 15 años ya dio rienda suelta a su vena artística como cantante solista. A partir de entonces, fue trabajando junto a sus hermanos en un local también bastante humilde, en donde acompasaban sus actuaciones musicales con locas improvisaciones, lo que dieron lugar a su faceta de cómico.

buzón del lector

Su paso al mundo del cine

El éxito le vino pronto al bueno de Groucho y, gracias a la Paramount, dio el salto a la gran pantalla en donde se recuerdan algunas de sus mejores obras. Groucho Marx supo llevar muy bien la fama y con el paso del tiempo se volvió más importante, hasta que adoptó el nombre de Groucho, por el cual se le reconoce hoy en día, en una clara referencia al término gruñón en inglés. La caracterización del personaje fue total cuando se pintó un mostacho y adquirió los peculiares andares gachos con los que es conocido hoy en día.

Groucho Marx

Obras de Groucho Marx

Groucho Marx dejó para el recuerdo más de 15 películas rodadas junto a sus hermanos y más de 5 películas en donde él sólo era el protagonista. Además, también tuvo tiempo para la literatura y llegó a firmar hasta 6 libros que, a día de hoy, nos permiten conocer un poco mejor como fue la vida de este particular personaje.

Sin lugar a dudas, Groucho Marx fue uno de los grandes tanto dentro, como fuera de la pantalla. Prueba de ello, es que solo los grandes genios trascienden al tiempo y el bueno de Groucho, es conocido por personas que han nacido sin estar él vivo.

Algunas de sus curiosidades

A lo largo de su dilatada historia, Groucho Marx tuvo grandes anécdotas como el gran genio que era. Algunas de sus más conocidas son el baile que tuvo lugar en el búnker de Hitler, puesto que el popular actor, en reminiscencia de sus orígenes judíos, bailó un Charlestón en el lugar donde se suicidó Hitler.

Groucho Marx también era un gran guitarrista, aspecto por el que nunca llegó a ser famoso. Para terminar, una anécdota más triste y es que, la primera película que rodaron los hermanos Marx desapareció y esta nunca pudo ser encontrada, sin duda, una gran pérdida para el mundo del cine.

 

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here