Milián, Omella y Pérez

Alfonso Milián fue el tercer obispo de la  Diócesis Barbastro-Monzón entre 2004-2014, vivió los hechos más importantes del litigio por vía canónica. Nombramiento de Silverio Nieto como mediador con plenos poderes del 10 al 27 de enero de 2005 para estudiar la propiedad de cada obra reclamada. La Congregación para los Obispos ordenó, por Decreto de 8 de septiembre de 2005,  la devolución de las piezas de arte en el plazo de 30 días. En su etapa hubo cuatro Decretos de la Signatura Apostólica entre los años 2005 (2) y 2006 (2) antes del Decreto Definitivo el 28 de abril de 2007. 

A partir de entonces, firmó en la Nunciatura dos acuerdos para devolución del patrimonio con el Administrador Apostólico de Lérida, Xavier Salinas y con el obispo Joan Piris.  Se celebró el primer juicio oral por vía civil, el 20 de mayo de 2008 y el Juzgado de Lérida desestimó, el 7 de septiembre de 2010, la demanda de Amigos del Museo que planteó la propiedad de 88 de 112 obras de parroquias aragonesas en el Museo de Lérida. El mismo año, 1 de junio de 2010, el Juzgado de Barbastro rechazó el exequatur  del Obispado y después la Audiencia Provincial, el 9 de marzo de 2011. Hipólito Gómez de las Roces defendió al Obispado en la causa.

gobierno aragon contenidos

Milián inauguró el actual Museo Diocesano de Barbastro-Monzón, el 15 de diciembre de 2010, con espacios para recibir la colección de 111 obras depositadas en Lérida. El Gobierno de Aragón presidido por Marcelino Iglesias aportó recursos para realizar la intervención integral en el antiguo Palacio Episcopal y restauró todas las obras expuestas.

Respecto a las dos preguntas en común, estás son las respuestas del obispo emérito, Alfonso Milián:

  • Me pareció una decisión muy acertada y justa que respondía a la petición unánime del Obispo, de todos los sacerdotes y  feligreses de  parroquias que conformaban ese territorio que, eclesiásticamente pertenecía a Lérida pero estaba en provincia de Huesca. Todo Aragón, no sólo la Diócesis, experimentamos una gran satisfacción porque consideramos que era lo justo.
  • Experimenté una gran alegría cuando recibí el Decreto definitivo de la Signatura Apostólica después del trabajo realizado por mis antecesores y pensé que todo estaba resuelto pero Lérida se negó a devolver las obras de arte, propiedad de las parroquias de Barbastro-Monzón. Encontré buena disposición en el Administrador Apostólico de la Diócesis de Lérida, monseñor Xavier Salinas y en el Nuncio. Los tres firmamos un documento por el que Salinas se comprometía a devolver las obras de arte, al mismo tiempo que establecíamos las pautas para conservación y exposiciones. Sin embargo, fue lamentable que no pudiera cumplirlo a pesar de su interés. Un documento similar firmamos el Nuncio y el nuevo obispo Joan Piris que siempre estuvo dispuesto a cumplirlo pero, a pesar de su buena disposición, tampoco fue posible”.

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here