orangutan superior

El otoño es la época más conveniente para pasarse a la energía sostenible. La inversión se amortiza entre 6 y 7 años, es posible instalarla en comunidades de vecinos y la energía sobrante se vende a precio de mayorista. En este artículo, todas las ventajas de apostar a una energía más limpia y barata.

El autoconsumo es la nueva tendencia que impera entre quienes buscan viviendas más eficientes, se preocupan por el medioambiente y desean ahorrar en su factura de electricidad. Y es que no importa el motivo por el que alguien decide pasarse a la energía solar: siempre será una inversión conveniente.

El sector de la energía eléctrica es uno de los más potentes. En Andalucía, por ejemplo, existe un buen número de horas de sol aprovechables, por lo que el aprovechamiento de la energía es mayor y la instalación se rentabiliza en menos tiempo.

Geesol Renovables es una empresa de instaladores fotovoltaicos que trabaja en toda Andalucía y otras comunidades para particulares y empresas que desean apostar por una energía más limpia y barata. Los hemos consultado como un referente en el sector para conocer todas las ventajas de pasarse a la energía solar.

Energía solar en casa: ahora es cuándo

En los meses de otoño incrementamos el consumo de electricidad en el hogar y, por ello, es cuando más notamos la necesidad de un cambio. Este es el mejor momento para buscar alternativas.

Afortunadamente, las empresas especializadas en este tipo de instalaciones promueven tecnologías eficientes y asequibles para que cualquier persona pueda acceder al autoconsumo.

Según los especialistas de Geesol Renovables, la inversión de este tipo de instalación en una vivienda se amortiza entre 6 y 7 años, por ello también son muy flexibles las condiciones de pago. Es posible solicitar una financiación a medida de hasta en 48 meses sin intereses o hasta 120 meses con intereses.

En términos económicos, no debemos olvidar que también existen subsidios y ayudas vigentes en algunos municipios para quienes comiencen a utilizar energías renovables. Lo más común es recibir, por lo menos, descuentos en el IBI urbano.

Pero sin dudas, la mayor conveniencia de estas instalaciones está en el ahorro en la factura de luz, que se estima entre 40% y 80%.

La energía solar otorga numerosos beneficios a aquellas personas que hacen uso de las instalaciones fotovoltaicas. Estos son los 5 más destacados:

5 motivos para cambiarse a la energía solar (además del ahorro)

  • La energía solar fotovoltaica es limpia y ecológica. No provoca emisiones nocivas y es respetuosa con el medio ambiente.
  • Requiere poco mantenimiento.
  • Los paneles no ocupan espacios útiles. Se pueden colocar en tejados, cubiertas industriales, etc.
  • Es una tecnología cada vez más asequible económicamente. El abaratamiento de los costes y el acceso a la financiación, permite que cualquier persona pueda invertir en una instalación de este tipo.
  • Existen beneficios fiscales por instalar energías renovables.

Como ventaja adicional, está la tranquilidad de saber que se trata de una inversión segura y garantizada a largo plazo, ya que las empresas instaladoras serias extienden los respectivos certificados de garantía por el trabajo realizado.

Consumir la energía que necesitamos, sin desperdicios

Uno de los motivos por los que la energía solar es tan sustentable, es porque no se desperdicia.

Es decir, las placas capturan la luz del sol y la convierten en energía eléctrica para que pueda ser utilizada en la vivienda en ese momento. Pero lo que no se consume, se vierte a la red eléctrica o se puede almacenar en baterías.

¿Qué ocurre con ese sobrante? Se vierte a la red eléctrica general y se vende a precio de mayorista.

En el caso contrario, es decir, que por algún motivo no estemos produciendo la energía que necesitamos en la vivienda, la diferencia será cubierta por la red eléctrica. “Se puede controlar el consumo en todo momento a través de una app informática (disponible tanto en ordenador como en móvil)”, explican desde Geesol.

Cómo trabaja una instaladora

Hemos consultado a Geesol Renovables sobre los pasos que se siguen desde que un interesado se pone en contacto con ellos hasta que finalmente se instala el sistema en su vivienda.

En primer lugar, luego de la solicitud de información, los especialistas se ponen en contacto con esa persona para resolver sus dudas sobre el autoconsumo fotovoltaico y ofrecer un estudio de ahorro completamente gratuito

En ese estudio preliminar, se calcula el ahorro que tendrá la vivienda con esta nueva instalación. “Sin coste alguno, valoramos la envergadura del proyecto para ajustarlo al consumo habitual de tu vivienda o lugar de trabajo. Para ello, nuestros técnicos necesitarán que nos proporcionen algunos datos, como facturas, datos de identidad, etc.”, explican.

Luego, se elabora un presupuesto y se estudia la forma de pago o financiación, de forma personalizada.

Lo siguiente, sería poner manos a la obra: “Una vez aprobado el proyecto por parte de nuestro departamento financiero, propondremos una fecha para la ejecución de la instalación. Generalmente, dicho plazo oscila entre 8 o 10 días. Su duración es tan solo de 1 o 2 días (según la envergadura de la instalación)”, puntualizan desde Geesol.

La última fase es la monitorización. Con un software específico, el cliente puede seguir de manera online el rendimiento de la instalación con visión de panel a panel.

Geesol Renovables también se ocupa de los trámites legales, ya que toda instalación fotovoltaica debe ser legalizada en el organismo correspondiente.

En definitiva, nada como confiar en los especialistas para que la gestión y ejecución de nuestra instalación voltaica tenga la durabilidad necesaria y garantice el tan esperado ahorro en la factura de luz.

semana de la ciencia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here