Las 3 claves principales para alcanzar la libertad financiera

118
SUSCRIPCION

Trabajar hasta que nos permitan jubilarnos, quien sabe si a los 65, a los 70 o incluso más, es una opción, pero no la única.

Una alternativa, que cada vez se pone más de moda, es la libertad financiera, la posibilidad de dejar de trabajar mucho antes de la edad preestablecida.

gobierno aragon contenidos

Parece difícil, pero en realidad no es nada complejo, y cada vez hay más gente que cuenta su historia de cómo lo ha conseguido.

Aquí, por ejemplo, tienes una recopilación de unas 20 entrevistas a gente que ya ha alcanzado la libertad financiera, y que cuenta como lo ha logrado.

En este artículo te hablaremos de cuáles son las 3 claves principales para alcanzar la libertad financiera.

Qué se considera libertad financiera

Alcanzas la libertad financiera cuando tu dinero genera los suficientes ingresos extra como para cubrir todos tus gastos.

En ese momento dejas de depender de tu sueldo, y trabajar ya no es una obligación para ti.

¿Y cómo saber cuando alcanzas ese momento?

Con la Regla del 4 %.

Esta regla, muy estudiada y recomendada, nos dice que si invertimos nuestro dinero, podremos obtener de él unos intereses del 4 % anualmente, sin que la cifra de la que partimos baje.

Nuestro patrimonio se mantendrá, y obtendremos un 4 % extra anual para hacer lo que queramos con él.

¿Y por qué un 4%?

A finales de los 90 un grupo de economistas realizó un estudio basado en la rentabilidad histórica de los mercados, algo que se ha repetido en estudios futuros, y la conclusión fue que retirando un 4% del patrimonio cada año, si éste está invertido, el dinero no disminuye.

Gracias a la rentabilidad anual, que es mayor a ese 4%, se queda estable.

Así, ese 4% puede entenderse como intereses sobre tu dinero.

Imagina, por ejemplo, que llegas a acumular 600.000€ en tu cartera de inversión.

Un 4% de esa cifra son 24.000€ anuales, el equivalente a 2.000€ al mes.

Por tanto, podrías retirar 2.000€ al mes de tu cartera para vivir de ello, sin que tu cartera perdiera valor.

Visto de otra manera, imagina que tienes unos gastos de 1.500€ al mes, equivalente a 18.000€ anuales.

Para cubrir esos gastos, necesitarás 450.000 €, ya que el 4% de esa cifra es 18.000.

Para que te sea fácil realizar el cálculo, si multiplicas tus gastos anuales por 25 obtienes la cifra total que necesitas.

18.000 multiplicado por 25 da 450.000, ya que 18.000 es el 4% de 450.000.

Si gastas 1.500€ al mes y alcanzas una cartera de 450.000€ podrás considerar que has alcanzado la libertad financiera.

Pero no te preocupes, no tienes que ahorrar todo ese dinero para alcanzar la Independencia financiera, ya lo verás.

Las 3 Claves para alcanzar la libertad financiera

Clave #1 para alcanzar la libertad financiera – Ahorrar

Ahorrar es la clave más importante de todas, y no solo para alcanzar la libertad financiera.

Ahorrar es esencial para vivir tranquilo y sin preocuparse constantemente por la falta de dinero.

Para alcanzar la libertad financiera necesitas, como hemos visto, acumular dinero.

Cuánto más ahorres, más rápido podrás alcanzar la libertad financiera.

Eso si, ahorrar no es suficiente.

Imagina que tu objetivo es tener un millón de euros para lograr la libertad financiera, ni más ni menos.

Si trabajas durante cuarenta años y planeas conseguirlo solo a base de ahorros, necesitarás ahorrar 25.000 € al año, algo más de 2.000 € al mes.

La verdad, algo así parece prácticamente imposible.

Para empezar, poca gente gana más de esos 2.000 € al mes, y mucha menos es capaz de ahorrarlos.

Para lograrlo, haría falta ganar mucho dinero o tener una tasa de ahorro gigante.

En cambio, si pasases esos cuarenta años ahorrando e invirtiendo ese dinero con un 7 % de rentabilidad anual, algo bastante realista, «solo» necesitarás ahorrar 400 € al mes, es decir, menos de una cuarta parte de esos 2.000 € que te hacían falta antes para alcanzar el mismo objetivo.

Ahí está la magia de invertir, porque te permite que tu dinero trabaje para ti y crezca.

De este modo, para conseguir un millón de euros o cualquier otra cantidad, no es necesario ahorrar todo ese dinero, solo una parte.

Clave #2 para llegar a vivir sin trabajar – Invertir

La segunda clave, por tanto, es invertir lo que ahorres.

Hay muchísimas formas de inversión diferentes, por lo que es importante no hacerlo a lo loco.

Entre todas las estrategias de inversión disponibles, debes escoger una que se adapte a ti y que tenga buenas probabilidades de éxito a largo plazo.

El porcentaje de la población que ahorra dinero siempre podría ser mayor, pero al menos llega al 50 %.

En cambio, dentro de este 50 %, el porcentaje de gente que invierte ese ahorro es mucho menor.

Muchos son los que piensan que invertir es arriesgado, y prefieren tener su dinero en una cuenta corriente o en algún depósito bancario, donde el capital está asegurado y nunca puede bajar.

No invierten por miedo a perder dinero, pero tampoco se dan cuenta de que de esa forma se están asegurando perder cierta cantidad debido a la inflación.

La inflación representa la subida de los precios de las cosas, y estadísticamente se concluye que, de media, el precio de las cosas se dobla cada veinticinco años aproximadamente.

Si estás ahorrando para comprar un coche en dos años, no pasará nada, porque prácticamente no se notarán los efectos de la inflación; pero si quieres ahorrar a largo plazo, ya sea con el objetivo de alcanzar la Independencia financiera o porque simplemente quieres un complemento para tu pensión al jubilarte, no invertir ese ahorro es un gran error.

Ahorrar requiere mucho esfuerzo, y si ahorras sin invertir ese dinero, estarás firmando perder la mitad cada veinticinco años.

Tendrás la misma cifra, pero tu dinero valdrá mucho menos y podrás comprar menos cosas con él, porque estas serán más caras.

Por tanto, invertir es fundamental si quieres alcanzar la libertad financiera.

Clave #3 para acelerar la libertad financiera – Ganar dinero extra

Por último, quiero mencionar una tercera clave, no imprescindible como las otras, pero importante, ganar dinero extra.

Si ganas dinero extra podrás ahorrar más e invertir más, y por tanto te acercarás más rápido a la libertad financiera.

¿Cómo ganar dinero extra?

Puedes hacerlo de muchas formas, ya sea trabajando horas extra, generando ingresos pasivos, montando un negocio o emprendiendo online, etc.

Busca algo que se adapte a ti y te guste, y que con el tiempo pueda generarte esos ingresos extra que tanto te ayudarán en tu camino hacia la libertad financiera.

 

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here