Hospital de Barbastro. Foto JLP.
AYUNTAMIENTO BARBASTRO

La decisión de dirección médica del Hospital de Barbastro de suspender las visitas a los pacientes del Hospital de Barbastro por el estado de alarma sanitaria en Fase 3 decretada desde este lunes por el Gobierno de Aragón ha sido aceptada y entendida por el personal sanitario, por los usuarios y los responsables políticos del Ayuntamiento barbastrense y la Comarca de Somontano.  Según la circular difundida ayer por dirección del Hospital  sólo se podrá visitar a los pacientes en el caso de que se trate de “una causa humanitaria o necesidad funcional”, se detalla en el comunicado emitido en una nota interna en el propio centro hospitalario. En todo caso, es el facultativo médico el que decide si el paciente necesita acompañamiento.

Fuentes del Salud indican que la decisión persigue evitar que los facultativos contraigan la COVID-19 (en estos momentos hay tres: un cardiólogo, un traumatólogo y un cirujano) a la vez que evitar que los pacientes ingresados por otras patologías contraiga el coronavirus por contagio comunitario dentro del Hospital o a los pocos días de recibir el alta.

buzón del lector

El alcalde de Barbastro, Fernando Torres, considera que desde el Ayuntamiento “somos muy conscientes de la incierta y preocupante situación que estamos viviendo y, como no podía ser de otra manera, respetamos cualquier decisión que tomen las autoridades sanitarias como es, en este caso, la que ha tomado la dirección del hospital de Barbastro. Ahora mismo, la máxima prioridad por parte de todos es la salud y, si la mejor manera de ayudar a nuestros enfermos es, no yendo a visitarles, aunque sea muy doloroso deberemos acatarla y cumplirla. Es momento de priorizar necesidades y, por nuestra parte, ponernos a su disposición en todo aquello que crean que podemos serles de utilidad”.

En similares términos se expresaba el presidente de la Comarca de Somontano, Daniel Gracia, que justificaba la decisión adoptada por la dirección médica en el contexto de alarma sanitaria que está viviendo Aragón y el Somontano. “En un contexto normal no serían admisibles estas medidas pero en un estado de alarma como el que estamos viviendo hay que entenderlas y confiar en los criterios sanitarios, y acatarlas con resignación no queda otra alternativa. Hay que esperar a que esta situación evolucione y mejore. Es una situación dura y difícil de vivir sobre todo para las familias con pacientes ingresados pero esta medida se ha adoptado para protección de todos, de las que están dentro y fuera del Hospital. Sólo queda esperar a que pase cuanto antes”.

También desde los usuarios se ve comprensible la decisión que ya fue adoptada en la pasada ola de contagios de esta primavera. Rosa García, presidenta de la Asociación de Amas de Casa Usuarios y Consumidores del Somontano, también entendía y aceptaba esta medida: “Toda decisión para evitar los contagios a personas estará bien. Si los entendidos han creído que puede ser una buena medida pues estará bien. Hemos de intentar entre todos que esto no vaya a más y para eso hay que sacrificar lo que sea necesario en cada caso”.

Y desde el sector sanitario, el vicepresidente segundo del Colegio Oficial de Médicos de Huesca y jefe de Urgencias del Hospital de Barbastro, Juan Eito, valora que la medida “nos parece positiva, dada la situación actual, y la necesidad prioritaria de control de posibles  contactos asintomáticos, que puedan estar entrando al Centro  Hospitalario y transitar dentro de él. Profesionales y pacientes no deben relajarse y hay que recordar lo importante de tomar medidas recomendadas por el bien de todos”. Para el ente colegial es una medida “más encaminada a la protección de los pacientes usuarios e ingresados y profesionales sanitarios que cuidan de ellos, disminuyendo riesgos en espacios comunes”. Si bien matizan que “habría que hacer excepciones en casos concretos y situaciones especiales, ahí tiene que ser el facultativo el que aprecie la necesidad de beneficio riesgo en la posibilidad de visita a los ingresados  y su capacidad para facilitarla”. Desde el Colegio de Médicos  entienden la dificultad de adoptar estas medidas “necesarias,  más aún con el tiempo que llevamos y viendo el aumento de la incidencia de casos estas últimas semanas”.

El Hospital de Barbastro presentaba hoy 50 ingresados, 6 de ellos en la UCI, lo que supone el lleno en esta unidad que deberá de ampliarse como en su día ya comunicaron fuentes del propio centros sanitario si se llegaba a esta situación.

 

 

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here