orangutan superior

Sergio Samitier, ciclista profesional de Barbastro, miembro del equipo Movistar Team acabó el pasado domingo día 25 de octubre su primer Giro de Italia. Consiguió el 13º puesto en la clasificación general y quedó primero del equipo Movistar.

Paula Gracia: Después de estos logros, cuéntanos desde el principio. ¿Cómo empezó tu trayectoria en el ciclismo?

buzón del lector

Sergio Samitier: Fue un paso natural. Yo desde pequeñito he estado entrenado con el Club Ciclista Barbastro, más mayor me cambié al Huesca La Magia y después en la categoría de sub 23 amateur al Equipo Lizarte. En 2018 fiché en profesionales con el Euskadi Basque Country-Murias y ahora este 2020 con Movistar Team. Mi primera carrera profesional fue la Vuelta a España con el Euskadi Basque Country Murias y ahora acabo de regresar del Giro de Italia, así que a ver que me espera al año que viene.

P: Cuando comenzaste en el mundo del ciclismo, ¿alguna vez te esperabas llegar al punto en el que estas?

S: No, nunca lo piensas porque no sabes que te va a deparar el futuro. Pensaba que era poco a poco y no me lo empecé a creer hasta que no llegue al tercer año de sub 23. Tenía 21 años y pensé que ya era momento de decidir que quería hacer si seguir estudiando o dedicarme a la bicicleta. Al final, hice la apuesta por el ciclismo y dediqué un año entero para prepararme y entrar a categorías profesionales. Siempre hay tiempo de recular, queda tiempo para todo.

P: En tu primera Vuelta en 2019 conseguiste alcanzar el 3º puesto en montaña, ¿terminaste satisfecho?

S: Bueno, la Vuelta podemos decir que ya son palabras mayores, son carreras profesionales del máximo nivel, entonces verte ahí con los mejores y ya solo con haberla acabado para mí ya fue algo chulo, algo bonito el acabar en la castellana dando vueltas. Y este giro todavía ha ido mejor así que todavía soy joven, así que todo lo que venga bienvenido sea.

P: ¿Qué valoración haces de tu trayectoria?

S: Cuando me paro a pensar la veo bastante positiva, a mis 25 años he corrido una Vuelta, un Giro y lo he hecho medio bien. Creo que es para estar orgulloso, es cierto que no sé hasta donde voy a llegar, pero todo lo que venga, bienvenido sea. De momento estoy muy contento con lo que he conseguido.

P: Pese a las circunstancias extraordinarias por la crisis sanitaria del COVID. ¿Cómo ha sido tu experiencia en el Giro?

S: He de decir que me ha sorprendido porque el año pasado en la Vuelta de España había menos gente que en Italia aun estando como están las cifras de casos, pero en ese país lo viven muchísimo. A los corredores nos tienen en una burbuja, no te dejan firmar autógrafos, ni hacerte selfies con la gente y dos semanas antes ya empezaron a realizarnos pruebas PCR. En total creo que en los 21 días de Giro me he llegado a hacer unas 10 PCR. Luego el aislamiento lo hacemos cada equipo en un hotel que no está abierto al público, solo estamos los corredores. Las salidas de cada etapa las intentaban controlar, pero la afición es tan grande que en el puerto no podían controlar a la gente, pero bueno, damos gracias que ha salido todo bien.

P: El Giro tiene un estilo de etapas diferentes a las de la Vuelta, ¿en algún momento te has visto superado o lo has sabido disfrutar?

S: Han sido etapas muy duras de unos 200 o 220 km diarios y en estas fechas que ha hecho mucho frío, llegábamos congelados a meta. El punto más alto al que hemos llegado ha sido un puerto con una altitud de 2.750 m, con bajadas muy empinadas en las que llegue a alcanzar los 102 km/h con la bicicleta. Realmente hemos tenido suerte porque muchos de los picos a los que hemos llegado estaban nevados, pero no nos ha impedido seguir adelante. Me ha gustado mucho y el estilo de vuelta que consiste en empezar y acabar en el mismo punto recorriendo todo el país, es el que más me gusta. Es una gran experiencia, pero no sé si repetiría porque es muy cansada.

P: En julio tuviste una caída bastante aparatosa, ¿te asustó por si peligraba tu carrera?

S: Cuando ocurrió estaba en Llanos del Hospital (Huesca). Me había ido una semana para adaptarme en altura antes de ir a la concentración que tenía con el equipo en Andorra. El primer día a la salida de un túnel no vi una piedra de montaña y reventé las dos ruedas. Era una concentración de selección para el Tour, ya que yo estaba de reserva. Ahora nunca se sabrá si de no haberse dado la caída hubiese llegado a correrlo. Estoy contento porque he salido muy bien de la caída y he podido volver a competir en poco tiempo que es lo más importante.

P: ¿Dónde estabas cuando empezó todo lo del COVID?

S: Estábamos en Dubái y se rumoreaba que había salido un positivo de algún auxiliar o algún técnico. Entró el pánico entre los equipos y nos encerraron en un hotel tres días. Fue a principios de marzo y aquí todavía no sabíamos que era casi.

P: ¿Cómo llevaste el confinamiento?

S: Creo que fueron 60 días los que estuvimos encerrados en casa. Me tocó meter el rodillo en mi día a día y ahora con las tecnologías y plataformas que hay parece que estés jugando a la Playstation, simula muy bien la realidad. Gracias a eso sé me hacían las sesiones más entretenidas, aunque la verdad espero que no nos encierren más, tantos días entrenando así se me hace aburrido. A mí lo que me gusta es irme lejos, hacer mis cuatro o cinco horitas de entrenamiento y volver, pero bueno hay que adaptarse a todo.

P: En Barbastro tus amigos y el club Ciclista de la localidad han creado la Peña “Simi”, ¿Cómo surge la idea?

S: Si es un grupo de amigos del Club Ciclista Barbastro que se juntaban para venir a las carreras y decidieron crearla. La verdad que se ha ido apuntando gente y hemos hecho camisetas y equipaciones, ahora rondaremos los 100 socios que solemos hacer un almuerzo una vez al año todos juntos.

P: En las carreras que te acompañan ¿Al pasar por su lado notas su presencia o vas tan concentrado que no prestas atención?

S: Hay momentos de todo. Hay veces que, si están animándote sí que te fijas, te alegra, te anima… porque los oyes. Pero a veces pasamos por sitios increíbles, como cuando pasé por Tirreno que hay una cascada enorme, preciosa, luego la vi en fotos y dije pero ¿por aquí he pasado?. Muchas veces estás tan concentrado que no te das cuenta y otras que en el pueblo más pequeño te fijas hasta en los pequeños detalles, todo depende de cómo esté en el momento.

P: ¿Cómo planteas la temporada 2021?

S: El año pasado empecé la temporada con el Tour Down Under en Australia, es una carrera que me gustó mucho. Además, la carrera está patrocinada por una aerolínea que te desplaza en categoría business con mucho lujo, es una maravilla. Por las nueve horas de diferencia horaria viajamos con semana y media de antelación así que el 15 de enero con 40 grados en un país en la otra punta del mundo estás casi de turista. Este año la han cancelado así que no sé cómo pinta el calendario.

P: ¿Qué momento elegirías de toda tu trayectoria deportiva?

S: La verdad que me cuesta elegir solo uno, pero el acabar en 2019 la Vuelta a España con Jorge Arcas y Fernando Barceló amigos míos, tres de Aragón, fue muy bonito. Ver la Cibeles llena de gente y con mis amigos estuvo muy bien. Es una sensación muy bonita el poder terminar así mi primera Vuelta como profesional.

semana de la ciencia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here