Protesta de la hostelería en Huesca.
orangutan superior

Los hay que le llaman al estado español, estado canalla. Yo prefiero adjetivarlo estado confiscatorio, pues una numerosa nomenclatura parasitaria vive del pueblo al que no sólo no sirve, sino que exprime. En todo caso esta nomenclatura es enemiga del pueblo.

Lo he dicho muchas veces (qué grandes son los principios generales del derecho, algo que las enseñanzas del derecho apenas destacan), vivimos en una realidad de enriquecimiento injusto o si se quiere ilícito. Existen unas estructuras administrativas que parasitan y confiscan de forma inmisericorde el bolsillo de los ciudadanos (en nuestro caso súbditos) sin devolverles a estos en muchos casos las oportunas contraprestaciones.

Es lo que está pasando en estos momentos con la hostelería. Ni apenas hay ayudas, ni siquiera exoneración temporal de impuestos o aplazamiento de estos o del alquiler de sus locales. Y todo esto sucede en un país donde hasta anteayer y remoloneando la mascarilla ha visto bajar su IVA del 21% en el que estaba (puede haber mayor despropósito) al 4%, o donde a la banca se le inyectaron más de sesenta mil millones de euros como si tal cosa, los cuales por cierto no ha devuelto, o también si necesidad alguna se ha subido este año el sueldo a los funcionarios públicos un 0,9%, igual que a las pensiones de lujo, no sea que se enfaden. Me imagino que los políticos y sus asesores también se habrán subido el sueldo.

Por otra parte, para los grandes siempre hay dinero. Toda la cicatería en cambio para los pobres, para los necesitados, para los que trabajan todos los días. Florentino Pérez y sólo es un ejemplo, ejecutó una obra ( una plataforma petrolífera en la costa tarraconense). Cuando dicha obra provocó temblores y hubo de paralizarse, el estado se la pagó igual. Subió la broma a más de 1.000.000.000 de euros. La banca nunca pierde como en el juego. Algún imbécil debió de repetir aquello de que “ es que somos un estado de derecho” y se quedó tan tranquilo.

En Francia mismo, aquí al lado, se han aplazado impuestos o se han exonerado temporalmente muchos de ellos a la hostelería. Otro dato : se ha prohibido a las grandes superficies vender productos no esenciales, para proteger al pequeño comercio. La misma sensibilidad que por aquí.

Pero vamos a ver, cómo se explica que a un señor que no puede desarrollar una actividad, se le sigan cobrando impuestos ? Y lo hace además un estado-chiringuito que lleva años resistiéndose a cambiar el modelo productivo, para industrializar el país y evitarnos a todos depender casi absolutamente de los servicios y el turismo.

A la gente, al empleo, no se le dado otra alternativa, y cuando ha llegado una pandemia, se les obliga a muchos a cerrar, no se les ayuda y como alternativa se le siguen cobrando tasas e impuestos.

A este atraco, ya me dirán ustedes como deberemos llamarlo.

Señores de la hostelería, no esperen nada ustedes de los politicastros que nos gobiernan y no nos representan. Ni de los unos, ni de los otros. Todos forman parte del mismo circo.

Tenemos un estado francamente mejorable, lleno de chupatintas y enchufados, así como pletórico de instituciones inútiles. El día que se supriman por ejemplo ( y solo son ejemplos) el Consejo General del Poder Judicial, o las diputaciones o el Senado, descubrirán ustedes que como siempre el sol seguirá saliendo por el Este y se pondrá por el Oeste, y no habrá pasado nada. No quiero seguir detallando más pues si enumero a otras instituciones como el Tribunal de Cuentas, toda una covacha de enchufados, es que no acabo. Y vaya de antemano mi respeto y reconocimiento por muchos servidores públicos, con graves carencias a cargo de este estado y que se vienen jugando la vida, sobre todo en la sanidad, e igualmente cito a nuestros educadores, bomberos y en muchos casos policías, por nombrar sólo a algunos de nuestros  funcionarios.

Señores de la hostelería, sigan protestando, tienen toda la razón. Y si se les acercan esos que van diciendo que nos gobiernan los social comunistas, mándelos a hacer gárgaras. Hace mucho tiempo que por aquí, por el parlamento, por el gobierno, por las comunidades autónomas y diputaciones, no hay comunistas, ni siquiera socialistas. Tampoco centristas burgueses o civilizados hombres de derecha, moderados y honestos. Aquí lo único que hay a un lado y al otro del circo electoral, que tan bien difunden los comunicadores de los diarios de mayor tirada o las televisiones, mintiendo y manipulando, son vividores y gente que no cree en nada ni en nadie, pero que vive a costa de todos nosotros.

PD.-Hemos llenado el país de aeropuertos inútiles, carreteras sin sentido y Aves muy poco rentables o ruinosos, y resulta que para los hosteleros no hay dinero, qué digo dinero, no hay voluntad siquiera para exonerarles de impuestos. Qué sensibilidad la de esta tropa.

TIENDAS ONLINE

7 Comentarios

  1. Sr. Allué: donde dice sesenta mil millones “a la banca” tal vez debería poner “a las cajas de ahorros”, en su mayoría “gestionadas” por políticos y con criterios políticos desde los gloriosos tiempos en los que los socialistas de “todo para el pueblo” se empezaron a hacer los amos de ellas seguro que para repartir siempre en la misma dirección . Con eso no quiero decir que los banqueros sean
    devotos de San Francisco de Asís pero a cada cual sus méritos. Saludos.

  2. Es verdad, pero el Banco Valencia, el Pastor, en su día el Banesto y el regalo del Popular al Santander, que ya lo pagaremos, andan en el lote o rozándolo.

    • No Pedro no, no generalices. El Banco de Valencia se rescató junto a las cajas de ahorro. Ese sí. Los demás no. El Banesto – hace treinta años más o menos – el Pastor y el Popular no fueron rescatados sino adquiridos por otras entidades. Eso no es la definición preceptiva del rescate de una entidad financiera por parte del Estado, que tiene características propias. Y las entidades que se quedaron con estos tres bancos ni de lejos, aún con las ayudas estatales que correspondieran, apoquinaron cerca de sesenta mil millones. No conozco la casuística detallada de estos cuatro casos y por eso no digo más. Pero seamos serios y rigurosos, aportemos datos e información contrastables, fuentes citadas, etc….no caigamos en el populismo del ” todos son iguales ” y mezclar peras con tornillos, que aquí en Barbastro ya estamos hartos de verborrea y populacherismo mendaz. Hay que tener en cuenta que todas estas operaciones se realizaron de acuerdo con la legislación vigente en cada momento, ergo los responsables últimos y auténticos de todas estas operaciones son quienes hacen las leyes y quienes gobiernan. Es decir, la clase política de tan bajo nivel que tenemos en este país.

      • Bueno a mi me da igual, se salvaron las cajas y después por cuatro chavos o un poco más se las quedan los bancos u otras cajas que con la nueva estructura son bancos o algo similar y no cajas, como la Caixa e Ibercaja. Al fin y al cabo se reordena el sector y los dineros públicos acaban en manos de cuatro bancos indirectamente.

  3. Completamente de acuerdo con su exposición Sr. Allué. Yo no voy a entrar en detalles de si los datos, cifras e informaciones que cita son reales y exactas o no, aunque creo que lo son y bastante. Simplemente para simplificar el tema, permítame reproducir un párrafo de su artículo que dice “Aquí lo único que hay a un lado y al otro del circo electoral, que tan bien difunden los comunicadores de los diarios de mayor tirada o las televisiones, mintiendo y manipulando, son vividores y gente que no cree en nada ni en nadie, pero que vive a costa de todos nosotros”. Ésta frase lo resume todo y no hay más que decir para explicar cómo está este país y cada día más.

  4. Si la empresa de Florentino Pérez cobró una burrada por lo de Castor no fue porque si’ sino porque un ministro socialista de industria, con estudios médicos, el Sr. Clos, así firmó el contrato.
    Completamente de acuerdo en la insolidaridad y egoísmo que supone la subida de nóminas a quienes las tenemos aseguradas frente a quienes un día miran la nevera sin saber si al día siguiente la podrán llenar. Son tiempos de sacrificio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here