Nueva fuente en el camino, realizada en el taller.
ECOEMBES COMARCA

Este viernes ha concluído la primera fase de rehabilitación de los caminos tradiciones de Aínsa a Labuerda y de Casa Santiago, ubicados en el frente norte del Conjunto Histórico Medieval, tras un año de duro trabajo y una subvención de 291.860 euros del Instituto Aragonés de Empleo. A dicha cantidad se suma el aporte complementario de alrededor de 50.000 euros proveniente de las arcas municipales.

Se cumple así un año del inicio del proyecto, ejecutado bajo la dirección de la arquitecta Luisa Salinas, que ha abarcado tareas tan variopintas como el desbroce, el levantamiento de muros o el empedrado de caminos, así como la instalación de una nueva fuente, la iluminación y el saneamiento de un recorrido con cientos de años de historia.

El objetivo consistía en regenerar toda la zona por donde discurre el barranco de Las Fuentes empleando para ello técnicas tradicionales, sin ayuda de grúas o maquinaria pesada por las irregularidades y la complicada accesibilidad del terreno. Además, se han respetado los elementos ya presentes, como rocas o salientes de la propia montaña, y las “escorras” y “fricateras” antiguas que evitan torrentes de agua en días de abundantes lluvias. El empedrado del camino, incluso, combina las piedras ya existentes con otras extraídas del Río Cinca.

Tesoros encontrados durante el taller

Entrega diplomas.

Conforme han ido avanzando las labores de restauración han aparecido elementos de gran interés. Resulta destacable, por ejemplo, el hallazgo de los restos de un torreón que había quedado amortizado en un lienzo de muralla del tramo situado entre la plaza y el castillo-ciudadela.. También han aparecido restos de un segundo recinto amurallado.

A ello se añade un rincón de gran valor geológico que será incluido en el inventario de puntos singulares del Geoparque. Se trata de sedimentos vertidos a un fondo marino, hace más de cincuenta millones de años, que de seguro harán las delicias de los expertos en la materia. De momento, el lugar cuenta con buena iluminación y se accede por el propio camino de Casa de Santiago, desembocando, si se desea, en las antiguas escuelas, o lo que hoy conocemos como Centro de Arte Contemporáneo.

Satisfacción por todo lo aprendido

Las doce personas que se han formado, al mismo tiempo que trabajaban realizando este taller, obtendrán los certificados de profesionalidad de la especialidad de albañilería y el de limpieza en espacios abiertos, abriendo con ellos sus posibilidades de acceder al mercado laboral.

La satisfacción por haber llegado hasta el final ha sido el sentimiento generalizado entre los alumnos, que recogían entre risas y bromas sus diplomas en la tarde del viernes. De los doce participantes Latifa Khabzi y Elisabeth Bustamante, las dos únicas mujeres, partían de cero en cuestiones de albañilería, pero esto no ha sido impedimento para que se sintieran integradas desde el primer minuto y hayan aprendido una nueva profesión.

También han participado personas con conocimientos previos, como Kike Fernández, que asegura que a pesar de la ventaja con la que contaba ha adquirido nuevas técnicas para mejorar su eficacia. Espera, como todos sus compañeros, que el paso por el taller le sirva para favorecer su empleabilidad.

Sin las manos de estas doce de personas el resultado del que a partir de hoy podremos disfrutar no habría sido posible. No obstante, esta fase es tan solo el principio de un proyecto extremadamente ambicioso con el que el Ayuntamiento desea continuar lo antes posible. El entorno, de gran belleza natural y preciosas vistas, ofrece a vecinos y turistas otro modo de acceder a pie a la Villa Medieval, siendo una buena oportunidad para ampliar horizontes en la historia sobre esta localidad sobrarbense.  

Nueva fuente en el camino, realizada en el taller.

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here