ciudadanos

Las imágenes del Niños Jesús de la fantástica colección que forma parte del patrimonio del monasterio de las Madres Capuchinas, los óleos sobre lienzo de los siglos XVII-XIX, el espacio dedicado a la familia del General Ricardos por su vinculación y algunas obras procedentes del convento de la Purísima Sangre de Castellón de la Plana, destacan en el nuevo espacio rehabilitado por iniciativa del Museo Diocesano.

Las obras expuestas al público por primera vez estaban en las dependencias interiores del convento de clausura. La muestra forma parte del proyecto impulsado por el Museo Diocesano -colabora el Ayuntamiento- para visitar seis monumentos, Catedral, Palacio Episcopal-Museo Diocesano, iglesia de San Francisco, iglesia y Museo de los Mártires Claretianos y torre-campanario de la Catedral cuando sea factible. La Pulsera Turística de Barbastro, a la venta por 8€, permite la posibilidad de visitarlos en viernes (16-19 horas), sábados (10-14 horas y 16-19 horas) y domingos (10-14 horas).

GOB ARAGON surge

En la iglesia destacan óleos sobre lienzo de san Antonio de Padua (siglo XVIII), Santa Generación y Santísima Trinidad (s. XIX), Inmaculada Concepción (s. XIX), Santa Catalina de Alejandría (s. XVII), Nuestra Señora de la Merced (s. XVII) y el paso Prendimiento de Jesús (1948) de la Cofradía de Ntra. Señora de la Merced.

En la sacristía y dependencias anexas resalta la selección de imágenes del Niño Jesús que forma parte de la “fantástica colección compuesta por gran cantidad de piezas, algunas de bastante antigüedad que las religiosas han conservado con mimo y educación para mantener este rico legado. Se tiene en cuenta que el monasterio y la iglesia están dedicados a la advocación del Niño Jesús” explica María Puértolas, sub directora del Museo.

Se dedica un espacio preferente al legado familiar del General Ricardos cuyas hermanas Clara y Antonia residieron en el monasterio. Se exponen dos Niño Jesús, llamados “Ricardito” y “Pepito” junto al óleo restaurado de Doña Leonor Carrillo de Albornoz, madre del barbastrense General Ricardos (1727-1794). En la misma sala, óleos sobre lienzo Virgen de la Leche (S. XIX), Virgen del Pópolo (Alonso del Arco, s. XVII) y una talla en madera policromada (s. XIX) procedente del Convento de la Purísima Sangre de Castellón de la Plana, cuyas monjas se trasladaron a Barbastro cuando se cerró.

Selección de obras expuestas

María Puértolas destacó “el mimo con que se han cuidado todas las obras durante años y aunque varias necesitan intervenciones son lógicas por el paso del tiempo. Se han elegido los lienzos de calidad de mayor formato, en la iglesia, y para el espacio de sacristía se ha optado por varias imágenes del Niño Jesús, junto con la pieza indiscutible del óleo de la madre del General Ricardos. Las piezas procedentes del convento de Castellón están aquí en depósito”.

Es la primera vez  que las puertas del monasterio de clausura se abren para conocer el patrimonio, “algunas piezas formaron parte de exposiciones temporales en el Museo. Se han seleccionado las obras más curiosas. La remodelación de este espacio es para estar satisfechos”. Florence, abadesa de la comunidad de seis monjas y tres de ellas muy mayores en edad, opina que “es una buena iniciativa que sirve de ayuda para conocer a la gente y que conozcan el monasterio a través de sus obras. Además coincide con la celebración conmemorativa de 150 Años. Estamos contentas y la gente deja muestras de satisfacción porque este patrimonio se desconocía. Aún quedan muchas sin exponer y hay que estar agradecidas a las hermanas mayores que cuidaron las obras”.

Espacio dedicado a la familia del General Ricardos

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here