Guillermo Uguet

Cosehisa Monzón se queda a una victoria de sellar la permanencia, para lo que también bastaría una derrota más de Vilaseca o Arenys, y ya mira hacia arriba para fructificar su momento de forma en el objetivo de luchar por la octava plaza. Cosehisa ha madurado como grupo hasta el punto de que está siendo capaz de sacar partidos adelante aunque solo encuentre su momento dulce en algunos episodios del partido, como demostró el sábado despachando la oposición de los de La Seo de Urgell en un último cuarto demoledor(31-13 para el 86-72 final). Sin llegar al nivel de Mollet o Arenys, en lo que tuvo bastante que ver el “delicado estado físico” de Maldonado, Cosehisa mantuvo la tendencia alcista, cuatro victorias en sus cinco últimos encuentros, y ratificó que es uno de los equipos fuertes del tramo final de la liga.

Cosehisa pudo romper antes del descanso

El chocolatero volvió a sonar en Los Olímpicos. G.U.Cosehisa tomó la iniciativa de salida aprovechando las dudas de Sedis para atacar la mixta sobre su anotador Albert Ros. Aunque no logró ventajas decisivas, demasiados errores en tiros fáciles y pérdidas evitables, incomodó a los visitantes que debieron hacer un extra para encontrar ritmo y soluciones. Pero como Cosehisa mantuvo su discontinuidad en el segundo cuarto Sedis no tuvo que hacer nada especial sino aprovechar los regalos para irse metiendo paso a paso en el partido. Tras el descanso le llegó a los de La Seo su oportunidad de romper con 5 de 10 desde el triple (llevaban 1 de 11 hasta el descanso) pero nunca lograron irse más allá de los seis puntos. Habían podido dejar k.o. a los amarillos, con Maldonado sin motor, pero concedieron segundos tiros y Rangel, Tiago y Cabrera hicieron daño bajo aros.

Cosehisa lo bordó en el cuarto definitivo

El juego de Jony Maldonado marcó el último cuarto. G.U.Serna apostó por una zona impar para conceder menos espacios y acertó. Aunque Sedis movió bien se encontró sin acierto (0 de 11 triples en el último cuarto) y tirando muchas veces al límite de posesión. Cosehisa corría y bien con los tiradores o con anotación bajo aros le daba la vuelta al luminoso y se iba lanzado en pos de una ventaja cómoda. Peruga anotó tres triples sin fallo en los momentos calientes y Damus tampoco faltaba a la cita con el seis veinticinco. Solo el rebote lleidetá hacía daño a un Cosehisa que miraba hacia los -9 que cosechó en La Seo para alcanzar su sueño de escalar posiciones.

Pero iban lanzados y la anotación fluía sin problemas mientras los visitantes sufrían para intentar convertir sus posesiones. Volvía a sonar el chocolatero en Los Olímpicos en honor de un equipo que encontró diversidad anotadora y que valoró en dobles dígitos con seis jugadores, demasiada consistencia aún sin llegar a la excelencia para un Sedis que cedió en todos los terrenos ante el joven y envalentonado equipo amarillo.

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here