Hércules y Pyrene. (Museu Nacional d'Art de Catalunya).

Dedicamos una columna a la presencia grecolatina en el comercio local de Barbastro.

El propio nombre de Somontano deriva del Latín sub montanum, «situado al pie de la montaña», en alusión a la cercanía a los montes Pirineos.

GOB ARAGON surge

Los Pirineos y la princesa Pyrene

De esta forma aquí en Barbastro el nombre de los servicios de restauración y de la bodega Pirineos deriva del de una bella princesa bebricia, llamada Pyrene (en griego Πυρήνη, “de fuego”), que se enamora del héroe Heracles (o Hércules), cuando este iba de paso por la Península, cumpliendo uno de los trabajos encomendados. Ambos se veían a escondidas en los bosques de Iberia, pero Tubal, el padre de Pyrene, le prohibió volver a verse con él, y al héroe lo echó de sus dominios, aunque no se marchó del todo. Más tarde Gerión, un gigante de tres cabezas, se enamora de Pyrene, mas esta no le corresponde, por lo que la persigue y la obliga a internarse en los bosques, a los que pega fuego para forzarla a salir. La princesa se interna aún más y, atrapada en el fuego, comienza a llorar su fatal destino (de donde brotan los ibones del Pirineo); tras ser avisado Hércules por el águila de Júpiter, acude a su lado para verla finalmente morir. El héroe muy apenado la entierra en lo más profundo del bosque y comienza a apilar rocas sobre su tumba para formar un gran túmulo funerario. Según el mito, puso tal pasión que el enorme mausoleo acabó convertido en la misma cordillera de los Pirineos que lleva su nombre en honor a la princesa (recordemos que esta palabra primero en Latín -Pyrenaeum-, luego en Inglés -Pyrenees-, Alemán -Pyrenäen- o Francés -Pyrénées- se escribe con /y/, la transcripción de la /υ/ griega).

DPH

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here