Los ERP llevan tiempo siendo los aliados más importantes de las empresas modernas. Software que ayuda a mejorar todos los procesos de un negocio a través de la recolección, unificación y análisis de datos, como también con la automatización de procesos. Una herramienta que, como todas, también tiene margen para evolucionar.

Y es que estamos viviendo una época cambiante, a la par que extraña. Todas las empresas han tenido que acelerar su transformación hacia lo digital a contrarreloj, y todo el mundo ha ido mirando más y más hacia lo digital, hacia internet, hacia la tecnología.

SUSCRIPCION

Particulares y profesionales. De hecho, volviendo a los ERP, estos también se están teniendo que adaptar a las nuevas tendencias. Casos como el de la empresa Geinfor, una de las grandes referentes en materia de software ERP industrial, que ya saben cuáles son las nuevas necesidades y están amoldando sus soluciones a estas.

Los grandes cambios para los ERP en este 2021

Tras un año extraño, viene otro repleto de cambios en muchos frentes. Las novedades que se avecinan para los ERP miran principalmente al nuevo panorama que tenemos en la actualidad que nos rodea. Desde compatibilidad con smartphones hasta mejoras de automatización o nuevos modelos de negocio.

Todo esto, y mucho más, es lo que trae 2021 con los cambios que se perfilan para los ERP. Vamos a repasar los más importantes, los que los grandes profesionales predicen e incluso empiezan a vislumbrar en algunas de las soluciones más punteras del sector.

Software como Servicio (SaaS)

El modelo tradicional de compra es algo que ha quedado más que obsoleto. En la actualidad, el Software como Servicio está ganando mucha fuerza por su versatilidad y por lo que supone también para las empresas a nivel de gastos y beneficios.

El sistema SaaS se implementa a través de la nube, ofreciendo actualizaciones constantes y automáticas, como también el fácil acceso a todas las soluciones que el ERP pone sobre la mesa. Asimismo, le permite implementar muchas más herramientas adicionales al vuelo.

Todo esto, además, cambiando una inversión inicial potente por una cuota mensual más sencilla. Para el negocio es mucho más cómodo, ya que da todavía más opciones de configuración y porque permite ajustar mucho mejor los costes de las herramientas a emplear. Amén de contar con soporte continuo y actualizaciones progresivas.

Inteligencia Artificial

Ya vemos la inteligencia artificial en muchos frentes de la tecnología, y por supuesto no iba a faltar a su cita con los ERP. Este año, estas soluciones ya están empezando a sacar partido a esta tecnología que sustituye a los algoritmos más tradicionales.

A través de la IA, los ERP más actualizados conseguirán detectar mejor cualquier error de datos, cualquier fallo o anomalía en un proceso. De hecho, también permiten elaborar análisis más precisos y rápidos, a la vez que adaptarse con mucha más facilidad a la escalabilidad de la empresa.

Una de las partes más positivas de la IA es que permite también predecir posibles escenarios de futuro, algo fundamental para un negocio.

Trabajo en la nube

La tecnología Cloud Computing se está convirtiendo en el nuevo estándar para las empresas y para todo el sector informático. Los ERP ya se han subido a este barco, ofreciendo a los negocios la posibilidad de recurrir a ellos a través de internet, dado que se encuentran alojados en la nube.

Esto es un importante ahorro, de entrada, ya que no hay que invertir en infraestructuras. Por otro lado, es una solución más que segura debido a los cifrados con los que cuenta, además de mucho más rápida a la hora de trabajar.

Un sistema que encaja perfectamente con el modelo SaaS que se está implementando en este terreno. De hecho, ya se está convirtiendo en el nuevo estándar: el ERP en la nube.

Personalización total

Cada empresa es un mundo y, por eso, necesita un ERP que encaje perfectamente con su funcionamiento, con sus pequeños y grandes detalles. Los ERP se están adaptando cada vez mejor a cada negocio, y este 2021 se prevé que permitan ya una personalización absoluta.

De este modo, cualquier empresa tendrá algo diseñado por y para ella. El software se adaptará por completo a sus necesidades partiendo de una base común. Algo que además se traduce a una mayor escalabilidad y a unos módulos mucho más versátiles.

ERP por sectores, pero también por empresas. Esa es la fórmula que ya existía, pero que en los próximos meses se va a refinar más todavía para encajar de lleno con el nuevo panorama empresarial.

Aumento de la automatización

Los ERP siempre se han caracterizado por automatizar determinados procesos dentro de las empresas. Gracias a esto, se pueden redistribuir recursos en pos de una mayor optimización. De cara a los próximos meses, estas herramientas quieren automatizar también procesos de diferentes plataformas integradas.

De esta forma, van a conseguir una mayor automatización para el negocio. Si una empresa tiene que recurrir a diferentes herramientas, el ERP va a poder crear flujos de trabajo personalizados con los que agilizar tanto su labor como la del propio negocio.

Mejora de movilidad en el ERP

Este es un paso más que necesario. En la actualidad, y más ahora que el teletrabajo se está estandarizando, las personas se conectan a la red desde toda clase de dispositivos. En base a esto, los ERP ya empiezan a ofrecer la compatibilidad con smartphones y tablets.

De esta forma, quienes tengan que usar estos dispositivos se encuentran con una plataforma perfectamente adaptada tanto en funciones como en diseño. Se puede usar igual que en un PC, sin ningún tipo de limitación, permitiendo así a la empresa tener más flexibilidad.

Y hay más en el horizonte. Pero, sin duda, estos son los cambios más fuertes que están empezando ya en materia de ERP. El 2021 ya se preveía como un año de renovación, y ahora ha quedado más patente todavía.

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here