Venus de Botticelli.

El nombre de la joyería-relojería Venus está tomado del de la diosa Venus (Afrodita para los griegos), la diosa del amor, la belleza y la fertilidad. Nació de la unión de la espuma del mar, la sangre y el esperma de Urano cuando fue castrado por su hijo Crono, ya adulta, surgiendo del mar desnuda en una concha que es como se la suele representar, y rodeada de palomas. Era la esposa de Vulcano (Hefesto), el dios del fuego y la fragua, más bien feo y cojo. Tuvo varios amantes, como los dioses Mercurio (Hermes), Neptuno (Poseidón) o Marte (Ares), con el que tuvo a Cupido (Eros), o los mortales Adonis o Anquises, del que nacerá el héroe troyano Eneas, futuro fundador de Roma. De ella se decía descendiente directo (nieto) el gran Julio César. Se le dedicaron varios templos y altares, como el de Venus Victrix (“Victoriosa”), Genetrix (“Madre”), Felix (“Favorable”)…; famosas fueron las estatuas de la Venus de Milo, la de Cnido, la Calipigia (“De bellas nalgas”), la Esquilina, la Palatina…, o los cuadros El nacimiento de Venus de Sandro Botticelli, La Venus del espejo de Velázquez, La Venus de Urbino de Tiziano o La Venus anadiómena (“Surgida del agua”) de Jean-Auguste-Dominique Ingres. Además del planeta de su nombre o del viernes (dies Veneris), día consagrado a esta diosa, también nos ha dejado varias palabras como venéreo / -a, venereología, venereólogo / -a, venera (“Tipo de concha bivalva”, “Concha que llevan en la solapa los peregrinos”), venusto / -a, venustez, venusiano / -a, venustofobia (“Miedo a tener trato y relaciones un hombre con una bella mujer”)… Por su parte su equivalente griego, la diosa Afrodita, nos deja palabras como afrodisiaco, afrodisia (“Excitación morbosa del deseo sexual”), anadrodisia (“Falta de apetito sexual”), Afroditópolis (“La ciudad de Afrodita”)…

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here