Ilustración de Josan Cosculluela
Mujer Rural

Erase una vez un detective que vivía en la luna. Un buen día le sonó el móvil en el pantalón ¡Era un whatsap de la NASA!

  • Buenas tardes, necesitamos que busque agua en la luna.

El detective se puso en marcha fue flotando por la luna hasta que se topó  sorprendentemente con una fuente redonda muy bonita adornada con sirenas y peces de piedra que estaba completamente vacía.

FRANCO MOLINA CENTRAL

El detective saco la lupa y saltó dentro de la fuente para investigar donde podría estar el agua. Si había fuente, habría agua.

Buscando con su lupa entre las colas de la sirena encontró un pequeño candado. Sacó su ganzúa de la suerte y abrió el candado. De repente el agua salió flotando en grandes gotas por la atmosfera de la luna mientras se dirigían al espacio donde a lo lejos se veía la Tierra.

Saco el móvil hizo una foto y escribió a la Nasa:

– ¡Agua encontrada os la mando a la Tierra!

Y le dió a enviar.

Se sentó junto a la sirena mientras veía flotar el agua por el espacio de camino a la Tierra. Satisfecho por un trabajo bien hecho.

 

 

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here