Lidia Navarro la primera en vacunarse de la provincia

Parece mentira pero ya hace un año que el planeta inició una lucha contra un enemigo silencioso y desconocido, resultó ser un coronavirus el SARS-Cov-2, causante de la pandemia COVID 19, es una zoonosis o enfermedad transmitida desde los animales al hombre, sabemos que el hospedador es el murciélago, con una importante diseminación a hospedadores intermedios lo que aumenta su capacidad de persistencia y variación y que va a obligar a estar muy atentos y a desarrollar importantes sistemas de vigilancia activos y constantes, similares a los de la gripe.

Sabemos que se transmite fundamentalmente por contacto y por el aire vía aerosoles, con el peligro de poder ser transmitido por personas antes de presentar los síntomas e incluso por personas que nunca manifestaran síntomas.

SUSCRIPCION

Actualmente la EMA (Agencia Europea del Medicamento) y la AEMPS (Agencia española de Medicamentos y Productos Sanitarios) han autorizado en la UE y en España las vacunas ARNm de Pfizer-BioNTech y la de Moderna, la de AstraZeneca (vector vírico) esta a punto de ser autorizada y hay en marcha ensayos clínicos de otras.

El mecanismo general de funcionamiento de una vacuna es siempre el mismo: se introduce una partícula en el cuerpo llamada antígeno. Este antígeno puede ser un virus desactivado (muerto), un virus debilitado (que no puede enfermar a nadie), una parte del virus, alguna proteína que se parezca al virus o incluso un ácido nucleico (como la vacuna de ARNm), nos genera inmunidad y con la exposición posterior al virus real podemos combatir la infección sin desarrollar la enfermedad.

Las vacunas ARNm son un nuevo tipo de vacunas, básicamente el funcionamiento consiste en que cuando la persona recibe la dosis de la vacuna, las células leerán las instrucciones del ARNm y producirán temporalmente la proteína S”, el sistema inmune la reconocerá como extraña y producirá anticuerpos y células T activadas para defenderse. Si se entra en contacto con el virus SARS-CoV-2, el sistema inmunitario recordará como combatirlo y podrá evitar la enfermedad.

Es importante recalcar que estas vacunas cumplen los mismos requisitos de seguridad, calidad y eficacia que se esperaría de cualquier vacuna.

Ninguna vacuna asegura la protección en el cien por cien de las personas vacunadas. Los estudios han demostrado que la vacuna de Pfizer tiene una eficacia del 95% y la de Moderna del 94%. No se sabe aún en que grado las personas vacunadas pueden ser portadoras del virus y propagarlo por lo que tendremos que seguir manteniendo todas las medidas preventivas como hasta ahora.

Tampoco se pueden descartar efectos secundarios aunque en la mayoría de los casos son efectos leves como dolor en la zona de inyección, dolor de cabeza, musculares, febrícula, un número muy pequeño ha presentado reacciones alérgicas graves.

El inicio de la vacunación en Barbastro fue portada en la edición digital del The New York Times

El Plan de vacunación de la Comunidad Autónoma  de Aragón se ha elaborado en consonancia con la Estrategia de Vacunación COVID-19 en España, de forma coordinada con el ministerio de sanidad y el conjunto de las Comunidades Autónomas.

Objetivos del Plan. Reducir la morbilidad y la mortalidad por COVID-19 mediante la vacunación. Establecer las prioridades. Organizar la logística para el almacenamiento y distribución. Dimensionar los recurso humanos.

Existen por el momento incertidumbres en cuanto a las dosis y cadencia del suministro, lo que provoca que no se pueda establecer un calendario preciso de vacunación. La previsión de suministro a la Comunidad Autónoma de Aragón hasta marzo de la vacuna de Pfizer es de 146.250 dosis, con envíos semanales que permitirán vacunar a 73125 personas y la de Moderna unas 4.200 dosis.

El almacenamiento y distribución de las vacunas es muy exigente, sobre todo la de Pfizer que precisa temperaturas de conservación de -70º C. Se hará en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa desde donde se distribuirá semanalmente a todos los 123 Centros de atención primaria del SALUD y a los hospitales de cada sector sanitario, en condiciones de refrigeración.

Recursos para la vacunación. La vacunación la llevan a cabo fundamentalmente los equipos de atención primaria y son los que dimensionaran los profesionales necesarios en esta primera etapa de acuerdo con los centros residenciales existentes en su zona básica de salud, se encargan del manejo, preparación y administración de la vacuna, pudiendo estar apoyados por el personal de enfermería de la propia residencia.

Las Unidades de prevención de riesgos laborales de los sectores vacunaran al personal de los centros hospitalarios. Los profesionales de atención primaria se vacunaran en su propio Centro de salud.

La planificación de la vacunación en la primera etapa incluye a las personas de centro residenciales y discapacitados y a los trabajadores sanitarios y sociosanitarios, la población a vacunar es de 31.011 personas. El número de trabajadores en Centros  sanitarios es de 26.732.

Como regla general la vacunación será de lunes a jueves, dedicando los viernes a la recuperación de las posibles dosis no utilizadas (negativas a vacunarse en el ultimo momento, cuadros agudos que impidan la vacunación u otros).

La información y la comunicación a la población se considera un elemento básico en la consecución de coberturas elevadas, objetivo imprescindible para disminuir el impacto de la pandemia. En la pagina www.vacunacovid.gob.es se publica y actualiza la información oficial sobre la vacunación con respuestas a las dudas mas frecuentes de la ciudadanía.

La vacunación. Respecto a la primera etapa los residentes y los trabajadores, serán vacunados por el personal sanitario del Centro de salud de su zona básica de salud, previa autorización. El personal sanitario de los centros hospitalarios serán vacunados por las respectivos Unidades de prevención de riesgos laborales y el de atención primaria lo será en su propio Centro de salud. Se habilitará un circuito especial coordinado por las subdirecciones provinciales de salud Publica para la vacunación de los trabajadores de centros sanitarios privados. Las personas con gran discapacidad residentes en sus domicilios serán vacunados por los profesionales del Centro de salud de referencia. Los mayores de 80 años serán citados.

Se ha iniciado el desarrollo de una aplicación “APP SALUD COVID ARAGÓN”, que permite agilizar el registro informático de la vacuna.

Farmacovigilancia Es el sistema de vigilancia de la seguridad de las vacunas frente a la COVID-19. Se va a ofrecer la oportunidad de observar tras la administración  de la vacuna los posibles efectos adversos, esta información, así como la manera de comunicarlos se incluirá en el documento entregado tras recibir la vacuna. Se recordará a todo el personal sanitario la necesidad de notificar los posibles efectos adversos.

La EMA realizará un seguimiento estrecho de estas vacunas durante los próximos dos años a través de análisis de los informes de los efectos secundarios, con estudios de seguridad post-autorización con colaboraciones internacionales sobre la monitorización de las vacunas COVID-19.

Evaluación de la efectividad. El Servicio de Vigilancia en Salud Publica llevara a cabo estudios con el objetivo de conocer la efectividad de cada vacuna relacionada con evitar la infección, así como sus efectos en la reducción de los casos graves de la enfermedad.

Desde aquí quiero colaborar a disipar las dudas que puedan tener algunas personas en las vacunas, tal vez porque su elaboración se haya hecho en tan pocos meses, la tecnología no es nueva se viene empleando en ensayos  clínicos en otro tipo de enfermedades desde hace décadas. Lo cierto es que el mundo se ha visto sumido en una crisis sanitaria, social y económica sin precedentes, ha causado millones de muertes, ha destrozado miles de empleos, ha hundido la economía, se han cerrado colegios y universidades, se ha puesto a los sistemas sanitarios al borde de colapso, muchísimas personas han perdido a sus seres queridos sin poder siquiera despedirse, hemos tenido que modificar nuestras costumbres más arraigadas. Ante un panorama tan desolador también es cierto que como nunca antes los científicos, los gobiernos y las empresas han trabajado tan colaborativamente de forma global habiendo puesto todas las capacidades técnicas y económicas para acelerar en un tiempo record la elaboración de vacunas contra el SARS-CoV-2 como un rayo de luz para acabar con la pandemia, solo conseguiremos ese objetivo si alcanzamos una inmunidad de grupo superior al 70-80% de la población.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here