PATROCINIO BODEGA

Bodega LAUS lanza las nuevas añadas de tres de sus referencias de mayor éxito comercial y prestigio: LAUS Chardonnay 2020, LAUS Rosado 2020 y LAUS Reserva 2016. Si algo caracterizó el 2020, fueron las intensas lluvias de la primavera, que estuvieron acompañadas de unas suaves temperaturas, mientras que el verano fue muy seco y caluroso, lo que propició una maduración excelente de la uva.

El resultado son unos vinos jóvenes blanco y rosado en los que destaca una gran potencia frutal y frescura. Por su parte, LAUS Reserva 2016 destaca por su potencia de sabores en boca, tras una añada de excelente calidad.

SUSCRIPCION

Ya está en el mercado la última añada de los vinos más jóvenes blanco y rosado de LAUS, la 2020. Un año que, según Jesús Mur, director Técnico de Bodega LAUS, “ha sido bastante corto en producción pues, aunque la primavera fue muy generosa en pluviometría, lo que permitió un buen desarrollo de la planta, el verano fue muy seco y caluroso”. Así, la maduración fue excelente debido a las buenas temperaturas del verano y a una gran masa foliar en la planta, lo que permitió obtener unas uvas con un buen punto de madurez.

Además, este tiempo favoreció la vendimia en el momento óptimo de la maduración. “La excelente condición sanitaria de la uva nos permitió alcanzar la fecha idónea de la vendimia, con un grado perfecto de maduración de la uva”, explica Óscar Olivera, desde el departamento de Viticultura de la bodega. Una vendimia que comenzó el 18 de agosto y que fue pausada y sin sobresaltos, para finalizar un mes después. Además, esta se realizó por la noche, garantizando que la uva entrara fresca a bodega y en un perfecto estado sanitario.

Una añada corta en cantidad, pero de una magnífica calidad, con un marcado frescor, que se refleja también en los vinos, que muestran su carácter más jugoso. Además, “en los vinos jóvenes blanco y rosado destaca la gran potencia frutal y la frescura, así como su agradable y goloso paso por boca”, matiza Jesús Mur.

Así, LAUS Chardonnay 2020, elaborado 100% a base de esta variedad blanca con las mejores uvas de la finca Torre Fierro y los viñedos de Barbastro, es un vino blanco de aspecto luminoso, color amarillo limón con destellos verdes y acerados, propios de su juventud. En nariz presenta un complejo y elegante aroma frutal, destacando los cítricos y tropicales (corteza de limón, pera en almíbar, piña y plátano maduro). En boca es sabroso, potente y fresco, con un postgusto muy largo y agradable que invita a beber.

Para su elaboración, se realizó la maceración de la uva en frío, con el fin de obtener un vino más estructurado y frutal. “Tras la extracción cuidadosa del mosto flor mediante un desfangado estático en atmósfera inerte, la fermentación alcohólica se realizó en depósitos de acero inoxidable a temperatura controlada para preservar así todos los aromas frutales del vino”, explica Jesús Mur. Un vino que ya ha sido galardonado con medalla de plata en el prestigioso concurso internacional Chardonnay du Monde 2021. Así, LAUS Chardonnay 2020 se consolida como uno de los grandes vinos chardonnay de la D.O. Somontano y de España.

Por su parte, LAUS Rosado 2020, elaborado con las variedades syrah (75%) y garnacha tinta (25%), es un vino de atractivo color rosa pálido y aspecto cristalino. En nariz es muy intenso, limpio y frutal, destacando matices a fresa ácida, golosinas, frutos rojos y caramelo de violeta. En boca es fresco y goloso con un paso suave por el paladar. Un vino muy agradable y equilibrado. Para su elaboración, las uvas, en su punto óptimo de madurez, maceraron por separado durante varias horas para extraer así un mosto rico en aromas frutales. Tras ser limpiado estáticamente de forma natural, fermentó a suaves temperaturas para preservar la fruta como principal característica del vino.

Además, en las últimas semanas, LAUS ha lanzado también la nueva añada de su reserva, la 2016. “La vendimia 2016 también fue escasa, pero de excelente calidad, lo que nos ha permitido criar este magnífico reserva”, explica Jesús Mur. Y es que el 2016 empezó con temperaturas más altas de lo habitual, siendo un invierno seco y no muy frío. Después de una primavera bastante lluviosa y con algunas mañanas a finales de abril especialmente frías, el verano llegó secó y con temperaturas moderadas. A primeros de septiembre, una ola de calor aceleró la maduración de algunas variedades, pero gracias a un descenso de las temperaturas a mitad de mes, se finalizó la vendimia de una manera tranquila y pausada.

Para la elaboración de LAUS Reserva 2016, la uva fermentó a temperatura controlada tras una maceración prefermentativa en frío de 48 horas. Para una mejor extracción de aromas y polifenoles se realizaron remontados, delestages (técnica que permite favorecer la extracción del color y de los compuestos fenólicos presentes en el sombrero durante la vinificación en tinto) y pigeage (pisado suave del sombrero). Tras la fermentación maloláctica, se llevó el vino a barricas nuevas de roble francés procedentes de diferentes bosques y tonelerías, y el periodo de estancia en barrica fue de trece meses para conseguir así la total integración de la uva con el aporte de la madera por medio del oxígeno.

El resultado es un vino tinto, elaborado 100% con cabernet sauvignon, de gran capa de color rojo rubí y aspecto cristalino con matices rojos y granates. En nariz es intenso, marcándose los aromas propios de la barrica de roble (madera tostada, humo, pastelería, especias y betún), muy integrados con la fruta madura (mermeladas de frambuesa). En boca es un vino de gran volumen. Los sabores afrutados de la uva y los procedentes de la barrica se ensamblan dando matices a chocolates, cuero, especias y frutas maduras en LAUS Reserva 2016. “En este momento, perfecto para su consumo, sale al mercado nuestro reserva, destacando su franqueza en nariz y su potencia de sabores en boca”, explica Jesús Mur.

LAUS, sabores y aromas del Somontano Bodega LAUS, ubicada al sur de la D.0. Somontano, fue fundada en el año 2002. La bodega, una edificación moderna y minimalista perfectamente integrada en su entorno natural, es como una “isla en el Somontano”, rodeada de agua, viñedos, flores, sol, aire… Arropada por los viñedos y bajo tutela de los Pirineos, toda gira en LAUS en torno a la naturaleza.

No es casualidad que el logotipo represente la tierra en la simbología yi-king y represente su esencia, el territorio, ubicado a una altitud de entre 350 y 400 metros sobre el nivel del mar, que aportan especiales cualidades a la uva para conseguir vinos blancos, rosados y tintos con personalidad propia.

Los vinos LAUS llenan cada espacio de naturaleza, de pasión por el fruto, de respeto a la tierra… Son como flores que acompañan, que recuerdan de dónde venimos, que alegran. Flores que encontramos en sus etiquetas y que materializan este espíritu cada vez que se abre una de sus botellas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here