Silvia Peropadre y Rafael Torres. Ángel Huguet.
ciudadanos
Lectura del pregón por Cristina del Olmo. Á.H.

Cristina del Olmo, periodista en la Conferencia Episcopal Española, dedicó el Pregón de la Semana Santa (Fiesta de Interés Turístico Nacional) a las víctimas de la pandemia en la Diócesis, en su intervención desde la iglesia parroquial de Vicálvaro (Madrid) ante la imposibilidad de viajar a Barbastro. Al acto celebrado, el sábado, en la Catedral asistieron Ángel Pérez, obispo, Fernando Torres, alcalde, Ángel Noguero, vicario general del Obispado, Silvia Peropadre, presidenta de la Junta Coodinadora de Cofradías, Antonio Cosculluela, senador y  Daniel Gracia, presidente de la Comarca, entre otras autoridades. En total, 85 personas de las 160 de aforo permitido en el templo.

Asistentes a la lectura del pregón. Á.H.

“La creatividad del amor es necesaria ante la falta de procesiones” indicó la pregonera quien desglosó un rosario de palabras relacionadas con Semana Santa, entre ellas amor, fe, humildad, perdón, testimonio, compromiso, encuentro, belleza, tradición, misericordia, ternura, certeza, acogida, sufrimiento, confianza y silencio “rodas son propias de cofradías y de cofrades”. En su intervención hubo referencias a los mártires diocesanos y a los 249 entre sacerdotes (210), seminaristas (5) y laicos (34) en la causa presentada en la Santa Sede en febrero de 2020.

Estandartes de las cofradías y hermandad. Á. H.

Se refirió a las cofradías, hermandades y comunidades en términos de “semillas de esperanza y apóstoles de calle” para concluir la lectura del Pregón que fue on line. El acto finalizó con el reconocimiento a Rafael Torres Ardanuy cofrade de Jesús atado a la columna, desde hace 40 años, y entre los “históricos” a quien la presidenta de la Junta Coordinadora resaltó por su trayectoria de entrega servicial.

En su etapa destaca la organización del XXIII Encuentro Nacional de Cofradías Penitenciales celebrado en Barbastro del 16 al 19 de septiembre de 2009 que reunió a 500 cofrades de 66 ciudades. En su intervención, Peropadre valoró “la gran capacidad de gestión que tiene Torres y su capacidad para transmitirla a los demás”.

El alcalde, el obispo y la presidenta de la junta coordinadora de cofradías. Á.H.

Breve pero emotiva y cargada de sentimientos fue la de Rafael Torres quien recordó uno de los “grandes momentos” de la vida de cofrade vivido en Ciudad Real junto al obispo Milián (fallecido) y el alcalde Cosculluela, entre otros, cuando salió elegida la ciudad como sede del Encuentro Nacional.

De aquella cita es el Monumento al Cofrade donde el escultor tuvo de “modelos” a Rafael y su hijo David, entre las citas familiares con su esposa Charo y la hija Tania, presentes en el acto. Guiño especial al padre Rafael porque le inculcó “el amor y sentimiento cofrade que tenemos todos”.

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here