Doble placaje de la delantera del Huesca.
Los más pequeños también practicaron rugby.

Este sábado se produjo uno de los platos fuertes de la regional aragonesa de rugby, el duelo entre dos de los equipos más en forma de la temporada; el Huesca Rugby recibía al Íbero en los Sotos, único campo de césped natural en la provincia de Huesca para uso exclusivo de rugby. La actividad en los Sotos había comenzado pronto, con unas jornadas de escuelas del Quebrantahuesos, donde participaron más de 50 niños y niñas. A día de hoy el QRC tiene más de 100 fichas sub 18, y una tendencia importante de crecimiento del rugby femenino y de primera edad (a partir de 4 años). La jornada siguió con el I Torneo de Huesca de Rugby Seven femenino, que enfrentó a los equipos de Fénix, Huesca, Ibero A e Ibero B. La guinda del pastel la ofrecieron los equipos masculinos de Huesca e Íbero, en un partido entretenido e intenso en el cual el Huesca tomó el timón desde el minuto 1.

Niñas practicando el placaje.

Íbero es el club de rugby más joven de Aragón, que lleva varios años trabajando muy bien en la ciudad de Zaragoza, y que el Quebrantahuesos ha visto siempre como un club hermano con el cual comparte muchas inquietudes y filosofía de como ha de desarrollarse este deporte en Aragón. La progresión de su primer equipo ha sido espectacular los últimos años, lo cual generaba cierto grado de incertidumbre en las filas altoaragonesas; en cierto modo este partido nos indicaría hasta cuanto el Quebrantahuesos había evolucionado tras haber dado un paso adelante hace dos años al inscribirse en la liga catalana. Así pues, había mucho que demostrar este partido; el Huesca jugaba en casa con un ambiente espectacular, de esos que no se veían desde hacía un año, y el equipo devolvió el guante a sus seguidores.

gobierno de aragón

Desde el pitido inicial el Huesca desbordó a los blanquirrojos. La presión asfixiante en los puntos de encuentro forzaba a los visitantes a perder la iniciativa y las fases estáticas, principalmente la melé, que fue un “ejercicio de bullying” nunca visto hasta entonces; el pack local ganaba golpes de castigo en las melés a favor y recuperaba las que jugaba en contra (en el primer tiempo solo perdió una melé en contra de todas las disputadas). Naturalmente, la presencia de Héctor en la primera línea ofreció orden, experiencia y calidad. Con esa ventaja, el Huesca comenzó a dar sus primeras dentelladas (5-0, ensayo de melé, minuto 7). Tras el inicio de las hostilidades, el Íbero intentó desembarazarse de la presión local y comenzar a enlazar su juego vistoso de ataque al abierto, pero enfrente se encontraron con un equipo muy maduro. En este punto, la experiencia acumulada en la liga catalana se vio reflejada en la defensa del Huesca. A pesar de mantenerse en su propia 22 durante varios minutos, el Huesca nunca perdió la compostura y esperó su oportunidad para recuperar el balón e iniciar la contra. Este primer round, ganado por el Huesca, fue un golpe psicólogo para el Íbero, que poco después volvía a recibir un ensayo en contra gracias al buen juego de estructura de delantera y tres cuartos y la potencia de Kevin (min 17, 12-0). Héctor, fiel a sus convicciones, propuso una alineación inédita, especialmente en los tres cuartos; la bisagra la componían Heko, recién nombrado capitán del equipo, y Bardina, y se estrenaban como titulares en su posición Miguel y Gabi. A pesar del juego de sillas, la línea trabajó bien en defensa y aprovechó sus oportunidades de ataque para enlazar jugadas y ganar la línea de la ventaja. No obstante, la superioridad manifiesta se encontraba en la delantera, donde fase a fase, el íbero se encontraba sin argumentos para parar la melé y el juego de packs en las fases dinámicas. No obstante, se notó su preparación de cara a la defensa de touch, donde un despierto Sergio “monstro” Cuartielles consiguió anular en varias ocasiones el inicio del maul oscense. El descanso llegaba con un contundente 19 a 0 y la sensación de haber sido un marcador corto por el rendimiento mostrado por ambos equipos.

Llegaron los cambios, importantes para refrescar al equipo y repartir minutos en una plantilla tan amplia como la del Huesca, donde más de 30 rugbiers se juegan cada semana su presencia en una convocatoria de 23. Entraron Javi, Chucho, Carmona, y los hermanos Citoler. Las dinastías de jugadores en el QRC se suceden, desde los Dieste (Estada), Ferrer (Fonz), Cortés (Zuera), Manero (Binéfar), Figueres (Monzón) o los susodichos Citoler (Binaced), el vínculo generado por este club se ha conseguido trasladar a varios miembros de familia a lo largo de la geografía altoaragonesa.

Después de un primer tiempo que rozó la perfección, al Huesca le costó un poco recuperar el tono y la iniciativa. Errores de toma de decisiones a la hora de jugar ventajas llevó a ciertas situaciones delicadas que culminaron en la tarjeta amarilla a uno de los jugadores destacados del Huesca, Eddy Serres, y poco después, al primer ensayo visitante (19 – 5, min 58). No obstante, la respuesta del Huesca no se hizo esperar, esta vez de la mano de Dueso, tras una recuperación brillante del balón por el pequeño de los Ferrer, y la consiguiente circulación del balón en busca de espacios. Fue la segunda marca del “pilar atlético” del club, entregado en todo el encuentro. El Huesca devolvía el golpe sin dejar tiempo al Íbero a tomar aire, lo cual supuso el final de cualquier aspiración visitante de amargarle el día a los locales. Estaba claro que, a pesar del aumento en las imprecisiones en el juego en la segunda mitad, cuando al Huesca le tocaba apretar los dientes, era todo un torbellino de juego. Aun así, el Íbero no se descompuso y consiguió su premio en el minuto 73, dejando un marcador final de 26-10.

El Huesca finaliza el primer match point de la temporada con un sobresaliente, y sale reforzado no solo en la lucha por el título esta temporada, sino en la convicción de que se conseguirá con el aporte de todos y cada uno de los jugadores que componen este gran equipo. Las rotaciones son necesarias con la mirada puesta a una temporada 21-22 donde el Quebrantahuesos Rugby Club espera volver a la élite del rugby catalán sin dejar de lado sus aspiraciones con el Huesca en la liga aragonesa. En ese aspecto, la buena dinámica generada el último mes proporciona esperanzas para una temporada prometedora y llena de magia en la provincia de Huesca.

XV Inicial: Diego, Mochu, Dueso, Pablo, Kevin, Febas, Pablo F, Ferné, Heko (c), Bardina, Willy, Miguel, Eddy, Gonzalo, Gabi. También jugaron: Felipe, Aitor, Noel, Mallén, Chucho, Javi, Panoramix y Satán

Ensayaron Ferné, Dueso (x2) y Kevin

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here