Atención de servicios sociales.

El Servicio Social de Base de la Comarca de Somontano prácticamente ha duplicado las intervenciones realizadas en este primer año de pandemia de la COVID-19 con respecto a las realizadas en 2019. Si en dicho año se prestaron 305 ayudas, por un importe de 77.178 euros, a lo largo de 2020 éstas se han incrementado hasta las 542 intervenciones, que han supuesto un montante de 111.056 euros. En este primer trimestre de 2021 la tendencia sigue siendo similar ya que se han concedido 123 ayudas por un valor de 33.639,30 euros.

La pandemia está teniendo un enorme impacto en la población de la comarca, afectando a la situación socioeconómica de las unidades familiares, pasando a ser usuarios del Servicio y beneficiarios de Ayudas de Urgencia personas y/o unidades familiares que nunca habían tenido relación con Servicios Sociales, y que presentaban una situación normalizada sin verse afectados por desempleo, Ertes, enfermedad, etc.

SUSCRIPCION

Para hacer frente a este incremento en el gasto de Ayudas de Urgencia, a la partida ya contemplada para el ejercicio 2020, la Comarca sumó 56.000 euros más, un 20%del superávit de 2019. Asimismo la Diputación Provincial de Huesca ha aportado 50.000 euros adicionales para reforzar esta línea asistencial. Mientras que el grupo Ciudadanos devolvió su asignación comarcal de 1.067€ que se ha destinado también a esta partida.  Cabe recordar que recientemente se ha firmado un convenio con el Ayuntamiento de Barbastro por el que esta administración aporta 40.000 euros a la Comarca para cubrir las necesidades básicas y de atención social de los barbastrenses, ayudas de urgencia,así como gastos de otros programas sociales que se desarrollan desde el Servicio Social de Base. El convenio incluye gastos realizados del 1 de mayo de 2020 al 30 de abril de 2021.

El presidente de la Comarca, Daniel Gracia, destaca el “intenso trabajo” realizado por el Servicio Social de Base en el primer año de pandemia “prácticamente duplicando las ayudas de urgencia y manteniendo el resto de programas, adaptándolos a las nuevas formas de trabajo. El balance es positivo y hay que reconocer el trabajo de los técnicos. Vamos a seguir en esta línea, aumentando y mejorando todos los servicios”.

Compra de alimentos y medicinas

Nada mas iniciarse el 14 de marzo de 2020 el estado de alarma con el consiguiente confinamiento de la población, desde el Servicio Social de Base se puso en funcionamiento un nuevo Servicio de compra de alimentos, medicación, gestión de comidas preparadas y/o domicilio, etc…., dirigido tanto a personas mayores o con situaciones de dependencia que no tuvieran apoyos familiares, fueran o no usuarios del Servicio de Ayuda a Domicilio, así como a personas o familias en aislamiento por COVID-19 que no contaran con red de apoyo social o familias. Este servicio se ha desarrollado en todo el territorio comarcal, y todavía se presta actualmente. A lo largo de 2020 se concedieron estas ayudas a 255 personas y en el primer trimestre de 2021 ya se han tramitado 53.

Desde el comienzo de la pandemia se agilizó y facilitó la tramitación y concesión de estas ayudas, especialmente las de alimentación en hogares en situación económica extremadamente precaria. Por ahora continua en vigor el procedimiento de excepcionalidad en la resolución de solicitudes de ayudas de urgente necesidad, salvo en aquellos casos en los que se considere necesario el Informe Social.

En lo relativo al Servicio de Ayuda a Domicilio, durante el confinamiento y en meses posteriores hubo unos 50 casos beneficiarios, tanto esencial como complementaria, que causaron baja temporal y fueron atendidos por sus familiares. Actualmente ya se ha retomado la atención de todos los casos e incluso en junio se ampliaron 290 horas mensuales para personas dependientes.

Por lo que respecta al servicio de Teleasistencia, que presta Cruz Roja, la instalación de los aparatos se suspendió durante el periodo del confinamiento obligatorio. Una vez normalizado, 300 usuarios se benefician de este servicio gracias al convenio con el IASS. “Un servicio que fue muy importante y prioritario en el periodo de confinamiento de cara a establecer los mecanismos de contacto continuo con las personas mayores que residen en sus domicilios”, recalcan desde el área de Servicios Sociales.

En cuanto a la asistencia en municipios, este servicio que prestan las trabajadoras sociales se va a retomar este mes de abril, tras haber sido sustituida por la atención telefónica desde el Centro de Servicios Sociales y limitarse los desplazamientos.

En lo relativo a los centros educativos, gracias a la Agrupación de Protección Civil, se coordinó el reparto de material escolar a los menores que no tenían acceso a las actividades telemáticas, realizándose 183 entregas.

En cuanto a otros servicios realizados, cabe apuntar que las prestaciones económicas del IASS (ingreso aragonés de inserción, ayudas de integración familiar, pensiones no contributivas y becas para residencias) quedaron prorrogadas por 12 meses y se flexibilizó su tramitación; el servicio de atención a la violencia de género no se interrumpió; y las asesorías social y psicológica se han prestado desde la Comarca y se han realizado acompañamientos en procedimientos judiciales.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here