Santa María de Dulcis y Olvena son los dos únicos municipios de la comarca del Somontano que de momento se han salvado del COVID-19. Ninguno de sus vecinos se ha contagiado, gracias en buena parte a la concienciación y a la cooperación entre todos los habitantes.

Los 205 vecinos de Santa María de Dulcis, municipio integrado por las poblaciones de Buera y Huerta de Vero, se sienten “orgullosos”. “Sentimos orgullo porque todos los habitantes nos hemos comportados, desde el más mayor intentando que no vaya a Barbastro a comprar y se mezcle con multitudes, a los adolescentes que no han hecho fiestas ni comidas”, explica Mónica Alujas. Durante la época más dura, del confinamiento, los jóvenes realizaban la compra de los vecinos de mayor edad “y ayudábamos en lo que podíamos”, explica.

NAVIDAD GOB ARAGON mitad

Amelia Reino, de 68 años, asegura que hasta el momento “he estado tranquila a pesar de que mi marido ha marchado de aquí para allá. Mis hijas, que viven en Barcelona, llevan meses sin venir”, detalla. El alcalde, profesor en el IES Martínez Vargas, Mariano Lisa matiza que los vecinos han llevado sus rutinas “pero han sabido cuidarse y mantener distancias. Y los pequeños se han portado como campeones, es algo que también veo en el instituto”.

La peor cara se la lleva el sector turístico con el cierre de establecimientos por las restricciones sanitarias. “Hay personas que lo están pasando mal porque tienen hipotecas y gastos pendientes de sus negocios, más los ERTEs”, lamenta el alcalde.

En Olvena, localidad de medio centenar de habitantes, su alcalde Sabina Gudel considera que el secreto para no haber sufrido contagios se debe a que la “gente  es súper responsable.  No hacemos reuniones, ni fiestas ni nada, respetamos todas las medidas de seguridad, llevamos mascarilla, desinfectamos el pueblo cada 15 días. Sentido común”. Las medidas se extreman al máximo y apenas se ven gentes por las calles. “Al ser un pueblo tan pequeño solo una baja que tengamos ya nos hace un roto.  Aquí no somos números somos personas y todos somos importantísimos”, sentencia.

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here