Hablar de lo que una siente, aunque leerme resulte sencillo, no siempre es fácil. Yo había comprado hace más de un año las entradas para “Mentiras Inteligentes”. Si ese día me dicen que no, que no iba a ir al teatro durante un tiempo por un virus que nos iba a invadir, hubiese pensado: “Es de locos”. Y eso pienso ahora, ha sido de locos. De locos, porque no fui. Por un virus que invadió todo.

Pero todo tiene un filo de luz, por oscura que sea la escena. Y ahí estaban, de nuevo en cartelera, mis “Mentiras Inteligentes” para decirme que de esta salimos adelante.

NAVIDAD GOB ARAGON mitad

Colas en la entrada una vez más. Barbastro se mueve. No afloja en su empeño de apoyar el teatro. Somos la U.D. Huesca de la cultura, sin reblar. Ahí estábamos, esperando a María Luisa Merlo y Jesús Cisneros. Dos grandes de la escena. Dos en buena compañía. Sobre las tablas Juan Jesús Valverde y Ana Escribano, y una obra como las de antes. De enredos sencillos que te invitan a reír.

Con el teatro sombrío, sin luz, se retiran o se ponen objetos del escenario. Es curioso, hacia mucho que no veía este gesto tan bonito, la retirada de muebles a oscuras de un decorado. La movilidad del teatro. Quito un perchero y pongo un coche. ¿Por qué no? Un dinamismo necesario. Un olor vintage al teatro de toda la vida. Con ese escenario mejor amueblado que el señor de mi casa. Qué placer estar en medio de gente con ganas de volver a la normalidad de antes.

Una comedia disparatada que te hace reflexionar sobre lo que tenemos y sobre lo que creemos necesitar. Uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde, reza el dicho. Y por ahí van los tiros de una obra que a través de la carcajada pone el foco en la infidelidad y el engaño. En la innecesaria búsqueda de algo más.

Cuenta la obra con un elenco a la altura del guion, que en una velada nocturna resuelven los dimes y diretes del matrimonio, o como dirían ellos, hablan de esto y de lo otro. Y rescatan actos del pasado que vuelven una y otra vez al presente. Lo que una madre no hace por salvar a su hijo…Todo esto se escenifica con una naturalidad tal que te hace disfrutar y disfrutar y disfrutar nuevamente de nuestro pequeño gran anfiteatro.

“Mentiras inteligentes” pasó por el escenario del Centro de Congresos de Barbastro el sábado 8 de mayo. Y reímos, que no es poco.

 

 

VARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here