El Barbastro recibirá el domingo al Sariñena (Lixandru, 16’30 H) con necesidad de ganar ante un rival directo en el mismo objetivo que llegará al Municipal con un discreto balance en trece partidos jugados fuera de casa, de 1 victoria (Calatayud), 3 empates (Utebo, Fraga, Sabiñánigo), 9 derrotas (Ejea, Monzón, Jacetano, Mallén, Alcañiz, Giner, Cuarte, Teruel, Valdefierro), 6 goles marcados, 26 encajados, 6 puntos de 39 en juego.

Partido de ida contra el Fraga. Ángel Huguet.En la primera vuelta, ganó el Sariñena por 3-0 y jugó Héctor Callizo pajo los palos, «los dos estamos en una situación similar en la zona templada de la tabla y el objetivo es idéntico, los 3 puntos. En casa hemos jugado buenos partidos y salvamos la temporada. El 4-1 encajado el domingo en Fraga insufla aires de revancha deportiva frente al Sariñena».

GOB ARAGON surge

En la convocatoria habrá dos ausencias importantes porque son puntales del equipo, Sergio Pérez y Escolano, por sanción federativa, «está claro que lo notaremos porque son jugadores titulares en la temporada y la plantilla está justa de efectivos. Nada más que tengamos dos o tres bajas, se nota en el campo».

En los últimos cuatro encuentros fuera de casa, el Barbasto solo ha sumado un punto, «la verdad, es un bagaje negativo pero nos cuesta mucho sacar los partidos. Es posible que haya varios motivos, entre ellos que jugamos con un delantero y cuesta más hacer ocasiones de gol. Vamos a ver si ante el Sariñena sumamos tres puntos para acercarnos al objetivo de doce para la permanencia».

Callizo cree que será «un partido de inflexión porque rebajamos la renta de nueve a siete puntos respecto a los puestos de descenso y no podemos pinchar el colchón. Si se escapa el partido con Sariñena se nos complicarán las cosas». Echa la mirada atrás, «en Fraga nos vinimos abajo desde el penalty y el segundo gol llegó enseguida. No podemos arrojar los brazos sino mirar hacia delante».

De todas maneras, señala que estar en la zona templada de la clasificación con un equipo nuevo y joven, base del proyecto iniciado, «no está mal y muchos no se esperaban que estemos ahí pero se debe a méritos propios. Hasta ahora, el proyecto se saca adelante con buena nota. En el aspecto personal ha sido un reto complicado porque vine de jugar el ascenso con el Monzón a defender la permanencia con el Barbastro».

Sin embargo, lo tiene claro, «regreso a mi casa y participo en el proyecto con todas las consecuencias y la responsabilidad que me caracteriza en mi trayectoria deportiva. Lo elegí porque me gustó y por ahora, contento. Es evidente que son objetivos distintos pero en esta vida hay que adaptarse a todo y encantado de echar una mano».

Del encuentro con el Sariñena, «me preocupa la seguridad defensiva y la experiencia acumulada en jugadores como Bona, Blanco y alguno más, que dan la talla y marcan pautas en estos partidos. A pesar de que tenemos bajas importantes, procuraremos que no se noten demasiado. El ambiente entre la plantilla es inmejorable, somos una piña a pesar de que los últimos resultados han sido adversos. Que nadie tenga duda de que lo sacaremos adelante entre todos».

Pondera el trabajo de Ángel Royo y José Antonio Puerto, «muy bien, yo trabajo más con Puerto porque es el entrenador específico de porteros y con Ángel se trabaja mucho la táctica. Ambos se preocupan mucho en los entrenamientos y se les ve, siempre, en la mejor disposición de echar una mano. Eso se nota mucho en los equipos». Sariñena, La Muela, Sabiñánigo y Andorra serán los rivales próximos, «son partidos complicados y el calendario siguiente es más asequible pero hay que comenzar el domingo».

DPH

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here