monzón 2

Bai, Francisqué, ¿d’án sales? ¡Pos si cuasi no t’he reconociu! Ya m’he fijau que s’iba arrimán un misache per la punta la calle, pero ni menos qu’he pensau que ises a sé tú. No te contaba pas pe’l llugá. ¿Qué hez veniu a pasá estes días u qué? T’habrán traiu los zagals, lo menos. Yo mia, aquí me’n he baixau al branquil a matá la tarde, que alto se hi posa una calorota que no se pue estaie. La choven ya me’l diz de contino, ya, que me’n baixe a la puerta casa que corre más el aire. Yo me’n viengo con este cojín pa está más tobo, perque como de la mía carne ya cuasi no’n acaba de quedane, si no me’l posase no n’habría forma d’aguantá sentau. Lo menos se m’encllavarían los güesos a la piedra y me nafraría, si no pe’l cojín.

Y siente lo que te digo, que tú te conservas prou ben pa los años que tiens, perque tú ibas dos cursos per deván a la’scuela, ¿verdá? ¡No se te vei poco cereño! Yo mia, si no per las rodillas y perque cal que pare cuenta con ixo del sintrón, tapoco tendría de qué quejame. D’atros n’ha n’habiu que han corriu peor suerte, ixo ya’l sabes tú ben, pero marcha, yo aquí aguanto encara.

Mujer Rural

Ya é güena verdá, ya, pero oh, yo como diz aquel, que no mos tendrían que morí nunca, perque dispués ya no n’hay remedio, que no se’n conoce a nenguno que heiga sabiu torná d’allá alto. Mucha propaganda se le’n da a tot ixo, pero cuan mo’n toque de í mo’l sabrén, ¿no te’n paece? Ah, que yo poca pena hi paso. Mia, yo, que veigan pasán las horas onque seiga barrín barrón, que per lo de demás nenguno me pide cuentas.

Lo único que como per las noches no n’hay manera d’adormime, las cabezadas las pego a metá tarde, que é cuan se m’apodera el sueño. Handa soneá y to he fei bella vez que iba más apurau. ¿Te’l puez creé que l’atro día estaban obrán astí enfrente y con el runrún de la hormigonera enchegada me va adormí, y se conoce que handa el tozuelo me colgaba? Pos que uno de los arbañils y to se va espantá y se va arrimá a veyé si m’habeba muerto u qué m’habeba pasau. El susto que se va llevá, pobracho. Desculpame va tení que fé, de lo apurau que’l va veyé.

Cllaro, era chovenot, y estes d’ara no van a la mili. Dispués d’ixe caso ya miro de tenime drecho, no se me veiga a espantá algún atro, que como s’anterase la choven no me dixaría baixá y me tendría astí alto al comedor afoganme como un pollo. Y per lo de demás ben, y mia, que no te quiero entretení guaire, que me penso que tendrás faena pa í a veyé a los que t’estén asperán. Venga, l’atra vez que hi tornes ya mos posarén al corriente el uno del atro. Dales recuerdos a los de la capital, y a la vuelta no corraz en el auto. Au, que se te ferá tarde. Aván.

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here