Manipular un autómata gigante de cinco metros, conocer cómo se mueve la ballena, las gaviotas o los delfines, comprobar qué mecanismos hacen posible el movimiento de las máquinas o asombrarse al entrar en un cuarto oscuro y descubrir el funcionamiento de una cámara fotográfica son algunas maravillas de la técnica que se muestran de una forma lúdica en la didáctica exposición ‘Ingenii Machina’, de la compañía burgalesa Alauda Teatro y que se puede ver hasta este domingo en el Centro Cultural de Binéfar, con entrada libre.  Es la segunda exposición de este festival, junto a ‘La mirada del otro’, sobre máscaras de rituales de culturas ancestrales de América, África, Asia y Europa, que presenta la oenegé Sovint Cultura y Desarrollo en visitas guiadas y talleres didácticos.

El público infantil, pero también adulto, está respondiendo muy bien a una exposición en la que de una forma amena nos adentramos en el ámbito de la ingeniería civil. “Es una exposición interactiva en la que de una forma visual se ven mecanismos que se utilizan en fábricas o en motores. Pretendemos entretener mostrando cómo funciona todos los engranajes que hacen mover nuestra sociedad. A los niños les gusta mucho porque hay mucha variedad, pero los padres también disfrutan porque es una exposición pensada para enseñar”, explica Andrés Benito.

SUSCRIPCION

Acompañados de paneles explicativos, el público puede levantar pesos articulando poleas, mover engranajes, ruedas dentadas, bielas, correas, …. Además, la exposición cuenta con dos grúas de juguete para que el visitante pueda desplazar cubos de madera. Y una pirámide enigma de madera repleta de mandos, botones, ruedas, manivelas, tiradores etc, que nos irá desvelando según la manipulemos, cuál es el secreto de su apertura.

La dinamo, musical, de una bicicleta también desata mucha expectación. “Con un generador de electricidad con nuestra propia fuerza al pedalear podemos producir música y sonidos”, detalla Benito. Pero sin duda las estrellas de la exposición son las figuras autómatas: tanto de animales como las figuras humanas. “Unos niños con un sistema de poleas pueden hacer mover un autómata de cinco metros”, comenta.

Un amante de lo vintage y su 600

La penúltima jornada de IMAGINARIA comenzó con el espectáculo circense Carman, del burgalés Javier Ariza, convertido en un amante de lo vintage que viaja en su Seat 600, Verdi, con gran personalidad. La explanada de las Peñas reunió a 200 espectadores, aforo máximo permitido, para disfrutar de una obra llena de humor donde no faltaron los juegos malabares y acrobacias dentro y fuera de este vehículo.

También se llenaron todos los pases de mañana y tarde del coqueto y visual espectáculo La Cajita, de Holoqué, en el que se narra con hologramas la historia de dos bailarinas de una cajita de música gigante, gobernada por un rey déspota.

Los niños siguieron disfrutando con la obra de teatro de objetos El Cruce, con piezas del juego tangram, que ofrece pases también este domingo a las 18.00 y 19.00 en el Centro de Día, y también con la obra de títeres clásicos de La Canela que puso en escena el clásico Barquichuelo de papel, con el que intentaron navegar las marionetas de guante Sapete y Pajarita en el mar del parque Los Olmos.

Artistas locales

El broche a la quinta jornada llegó de la mano de dos espectáculos vanguardistas y eclécticos con base musical pero fusionando otros géneros artísticos. El primero fue la performance ‘Mientras todo se mueve’, un encargo del festival a los artistas locales el escultor Mario Molins, la pianista Teresa Vilaplana, la bailarina María Mateo y el dj Viajero. Cuatro disciplinas artísticas ligadas por una obra llena de poesía, de metáforas que reivindica la vuelta a los orígenes y a la naturaleza simbolizada por una semilla de madera, tallada para la ocasión, y que fusionó danza contemporánea, música de piano y sonidos eléctricos. Los cuatro artistas ya habían participado en años anteriores con montajes propios, pero era la primera vez que trabajan juntos en un proyecto que tendrá continuidad. “La experiencia ha sido maravillosa, la mirada de la gente, el asombro, … y luego nuestra propia sensación de haber llevado a cabo este proyecto desde disciplinas tan alejadas y que haya empastado de una manera tan natural y que la gente haya disfrutado de esta manera es maravilloso. Esto no quedará aquí, habrá que seguirlo”, comentó Molins, que concibió la idea original.

Por su parte, la pianista que ya actuó hace dos años valoraba el montaje de esta edición “ya que es la primera vez que nos juntamos los cuatro, cada uno ya habíamos participado en IMAGINARIA, pero esto ha sido algo nuevo, algo genial”.

La música y el video también fueron los argumentos artísticos base del último espectáculo de la jornada, Control Freak, del vanguardista israelí afincado en España Kulu Orr que interpretó a un personaje gracioso y conmovedor que intenta interactuar con el público, mientras lucha con su ineptitud social y con los complejos sistemas en el escenario. Finalmente logró tocar música en directo (desde The Beatles a Bach) a la vez que demostró habilidades circenses, controló la iluminación y editó vídeo en directo. El espectáculo combinó humor inteligente y tecnología puntera: ya que el artista lo controla prácticamente todo dentro y fuera del escenario, a través de accesorios digitales y ordenadores en el traje del actor.

Cine, circo y un western de títeres

IMAGINARIA se despide del público este domingo con una programación para el público familiar que arranca con una sesión de cine infantil para niños a partir de 7 años que podrán ver varios cortos de animación seleccionados por la Asociación Cultural MODlband dentro de su proyecto ‘Mi Primer Festival’. La proyección comenzará a las 11.00 en el Teatro Municipal Los Titiriteros de Binéfar.

A la misma hora y hasta las 13.00 se desarrollará un taller de circo callejero en la Avenida del Pilar, con pases cada 15 minutos, que se repetirá también por la tarde de 17.30 a 19.30.

A las 13.00 el dúo manchego La ChicaCharcos ofrecerá su espectáculo de canciones y humor para el que ya no hay entradas desde hace días, lo mismo que para la función de cierre ‘Clásicos Excéntricos’, un curioso concierto de música clásica con insólitos instrumentos. En cambio todavía quedan entradas para los pases de tarde El Cruce así como para el western de títeres ‘Joan Braun’ de Anita Maravillas en el Teatro Municipal a las 18.00.

IMAGINARIA está organizado por el Ayuntamiento de Binéfar con el apoyo económico de la Diputación Provincial de Huesca, el Ministerio de Cultura, la Comarca de La Litera y un nutrido grupo de empresas del territorio. La dirección artística corre a cargo de Los Titiriteros de Binéfar mientras que Thesseo Estudio Creativo se encarga de la producción ejecutiva

 

VARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here