Cheto.
Autoridades, escultora y vecinos junto a la obra. José Luis Pano.

Hijos de la aldea de Cheto, perteneciente al municipio de Bierge, despoblada a mediados de los años 60 del siglo XX y hoy con vida durante el verano, han vivido esta mañana una emotiva jornada con la inauguración de una escultura, realizada por la artista visual y profesora Lucía Loren, que homenajea a los muretes de piedra seca -declarados Bien de Interés Cultural por el Gobierno de Aragón y esta técnica, Patrimonio de la Humanidad- que jalonan el camino que lleva desde Rodellar.

La inauguración de la escultura, con la ermita del castillo y los abrigos del Mascún al fondo, ha supuesto el brillante colofón a unas jornadas realizadas en Rodellar para dar a conocer esta técnica constructiva ancestral para rehabilitar antiguos caminos y también llevar a cabo acciones artísticas en sus muros. Estas jornadas han contado con la participación del albañil experto en arquitectura tradicional Jesús García Mainar que ha impartido un taller.

SUSCRIPCION

Se trata de un proyecto en el que viene trabajando desde 2015 la Asociación Muretes de Arte, creada por la francesa afincada en el Somontano, Sandrine Reynaud, siguiendo el ejemplo realizado en el sur de Francia donde a lo largo de varios años ya se han transformado 45 kilómetros de sendas con muretes de piedra seca en espacios creativos donde artistas galos, alemanes y de Canadá dejan su obra inmortalizada en piedra.

La iniciativa artística Muretes de Arte ha contado con el apoyo del Ayuntamiento de Bierge, la Comarca de Somontano, el CEDER Somontano y la Diputación Provincial de Huesca. Responsables de estas entidades han participado en la inauguración de la obra junto con la escultora madrileña así como vecinos de Cheto y de Rodellar, en un acto que ha reivindicado la pervivencia del medio rural y la necesidad de dotar a los pueblos con acciones culturales e infraestructuras dignas, como han expresado los vecinos. Especial protagonismo ha tenido María Urbán Sierra, de 80 años, que junto a su hermana Asunción levantaron estos muretes con su familia y que fueron las últimas personas en abandonar Cheto en 1965 para emigrar a Barcelona. “Estoy muy contenta porque nos hayan hecho esta escultura. Al menos se acuerdan de nosotros”, dijo emocionada.

Lucía se quedó enamorada de Cheto y aquí decidió plasmar su proyecto artístico “que recupera algunas de las arquitecturas vernáculas más significativas de la zona”. La escultura tiene forma troncocónica, muy habitual en varios enclaves del Pirineo aragonés. “Me he inspirado mucho en volver a tomar formas que ya existen en las montañas con las acumulaciones de piedras sagradas o los hitos que separaban pastos u orientaban en el camino. La idea era que este hito se abrazara al propio muro y se generara un extrañamiento en el paisaje, uniendo la idea de utilizar el boj como recantillo para corona la cima”, explica.  (El recantillo es una cama vegetal de boj para protegerse de la lluvia y el calor). La escultura también está inspirada en la leyenda en torno al cercano dolmen de La Losa Mora.

Ésta es la segunda intervención que la Asociación Muretes del Arte realiza en el Somontano. La primera, que además sirvió para presentarse en sociedad, se realizó en 2017 en Bierge y fue obra de Sandrine Reynaud que contó con la inestimable ayuda de los escolares del CRA Vero – Alcanadre, y que fue apadrinada por el escritor y etnógrafo Severino Pallaruelo. Al año siguiente se realizó en la comarca de La Hoya de Huesca, en Nueno, donde se ha creado un circuito de 16 kilómetros con muretes de piedra seca. Y en 2020 la iniciativa saltó a las poblaciones de Betorz y Biscarrues. Actualmente hay varios municipios interesados en recuperar sus muretes de piedra seca y convertirlos en espacios artísticos de la mano de esta asociación, como cuenta su fundadora. “La idea es crear sendas, circuitos pequeños que se van alargando con varios días de pernoctas, y a la vez estamos escribiendo la historia y dibujándola con una artista. Es una idea artística al servicio de los muretes derrumbados de piedra seca de los caminos. Me gustaría que se abriera un GR cultural entre los dos países (España – Francia). Esa era la idea original de un proyecto que se va reescribiendo siempre en zonas rurales y con el compromiso de sus habitantes y el apoyo de las administraciones”.

El alcalde de Bierge, César Sánchez, confía en que este proyecto redunde en el atractivo turístico de un valle que ya de por sí es una de las joyas del territorio Guara – Somontano. “El turista que venga podrá comprobar cómo estos muros delimitaban las fincas e impedían que el ganado entrará. Vamos a señalizar mucho más la ruta con paneles explicativos sobre los muretes de piedra seca y recuperaremos los que estén en peor estado. Es una ruta circular accesible para toda la familia”

El presidente de la Comarca de Somontano de Barbastro, Daniel Gracia, destacó la colaboración de estas administraciones para hacer posible este proyecto artístico que definió como “un ejemplo claro de sostenibilidad. Se utiliza un recurso patrimonial que tiene el territorio, como es la piedra seca, para crear no sólo una muestra artística si no también una ruta circular con muretes que la rodean. Ojalá este proyecto pueda desarrollarse otros años y en otros lugares porque supondrá enfocar el medio rural hacia la sostenibilidad”.

El presidente del CEDER Somontano, que ha financiado con un 80% esta intervención, recalcó la gran acogida que esta iniciativa ha tenido entre los vecinos del valle, “siempre muy agradecidos por esta intervención como se ha podido ver arropando la inauguración y la especial sensibilidad de la autora”.

La responsable de Cultura de la DPH, Maribel de Pablo, recalcó la preocupación de esta entidad “por el patrimonio histórico y paisajístico”. Actuaciones como la realizada en Cheto “ayudan a vertebrar el territorio, uno de los cometidos de la Diputación Provincial de Huesca”.

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here