Mujer Rural

Disponer en tu terraza o porche de grandes jardineras y maceteros con mucha capacidad de sustrato permite no tener que dedicar un amplio terreno al jardín, al huerto o, incluso, trasladar algunas plantas al interior, siempre que se adapten bien a esas circunstancias.

Te mostramos algunos consejos para preparar jardineras y maceteros grandes, tanto en lo referido a cuidados como al tipo de sustrato y plantas a utilizar. Para empezar, un dato imprescindible, cuanto más grande sea el espacio en el que crezcan las plantas, mejor, para que así las especies que se alimentan de la tierra extiendan sus raíces a través de ella.

FRANCO MOLINA CENTRAL

¿Cómo preparar jardineras para plantar?

No importa si la jardinera es construida o comprada, ni tampoco si se trata de maceteros, macetas rectangulares o tiestos alargados. En todos estos espacios que acumulan el sustrato ha de pensarse bien el drenaje, para que no acumulen exceso de agua y vayan pudriendo las raíces y la propia planta.

De este modo, las jardineras y maceteros necesitan agujeros de drenaje ajustados a su tamaño. No es necesario que sean muy grandes, pero sí que estén presentes para dejar respirar a la planta y evitar que se pudra.

Junto al drenaje es también importante la gravilla, una pequeña capa que se coloca en las jardineras grandes para que estos agujeros no se vayan taponando con la compactación de la tierra. Lo habitual es acudir a canto rodado, gravilla específica para drenaje, arlita arcilla expandida o la gravilla volcánica. Su elección va a depender del tipo de plantación.

No obstante, si la jardinera es pequeña, ocurre algo similar con las macetas, es mejor aprovechar todo el espacio disponible para el sustrato, y en estos casos la mejor forma de proteger el drenaje es con una piedra en cada agujero, pero sin llegar a taponarlo.

Sobre la gravilla es importante colocar una malla que evite que la tierra y las raíces se vayan filtrando entre las piedrecitas o la superficie de la gravilla. Esta malla se puede utilizar para las jardineras, en especial para las de terracota. En muchas jardineras de madera la malla es un elemento de carácter obligado para proteger de la humedad y el exceso de riego.

¿Cuál es el mejor sustrato para plantas de jardín en maceteros y jardineras?

El sustrato es el elemento más importante, junto al tipo de especie a plantar, en una jardinera. De él va a depender el buen desarrollo de las plantas. La mejor opción es un buen sustrato vegetal que sea rico en materia orgánica y que esté bien mezclado, para que sea posible el drenaje.

La tierra ha de estar perfectamente compactada y hay que cubrir la jardinera hasta el límite, especialmente cuando se trata de un soporte de gran tamaño. Con el paso del tiempo, parte del sustrato se irá perdiendo en el propio crecimiento de la planta y la compactación, de modo que  ya quedarán unos centímetros.

En el proceso de plantación, si se trata de pequeñas macetas, es recomendable llenarlas solo de tierra hasta donde se pueda colocar la planta fácilmente, y posteriormente terminar de rellenar el hueco restante. Pero con jardineras grandes hay que proceder de manera contraria, llenar hasta arriba para que la tierra se compacte y finalmente plantar las especies.

Un aspecto también importante es el del riego, que puede ser automático o de manera manual. La clave aquí es regar las plantas en función de sus necesidades. Junto a la cantidad de agua a recibir hay que atender a la insolación: si es una planta de interior, de exterior, si admite bien la insolación directa, qué temperaturas soporta, etc.

¿Cuáles son las mejores plantas para maceteros y grandes jardineras?

El cultivo en jardineras y maceteros es una técnica ideal para añadir un elemento natural a espacios más domésticos o urbanos. Algunos árboles frutales, como naranjos, limoneros, manzanos o almendros, son opciones muy interesantes para situar en maceteros para arboles.

Otra alternativa son las plantas aromáticas de uso en cocina. La hierbabuena, el romero, el perejil, el tomillo y el orégano pueden convivir a la perfección en un gran macetero de interior, sin necesidad de muchos cuidados. Se pueden colocar en la propia cocina.

Muchas plantas de bayas se pueden cultivar igualmente en maceta: arándanos, frambuesas y moras. Son arbustos de gran tamaño pero que se pueden encontrar en variedades más pequeñas. En este caso necesitan suficiente exposición solar, al menos seis horas, y controlar bien la humedad. Han de situarse en espacios exteriores bien iluminados pero con riego continuo.

El cultivo de especies vegetales en jardineras y maceteros grandes puede tener un carácter simplemente decorativo, pero también más funcional, cuando acudimos a especies que ofrecen frutos comestibles o dan lugar a condimentos de cocina. Cuidar las plantas con mimo es la condición necesaria para sacar el máximo partido a las jardineras.

NAVIDAD GOB ARAGON mitad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here