NAVIDAD GOB ARAGON mitad

Conscientes de lo tedioso que puede llegar a ser una estancia prolongada en una habitación de hospital, aislado por contraer la COVID-19, y la fatiga psíquica que puede suponer para estos pacientes sin poder ver a sus seres queridos, las enfermeras y auxiliares de la 5ª planta del Hospital de Barbastro han creado un grupo de apoyo a estos pacientes para hacerles su estancia más fácil y ayudarles a sobrellevar con optimismo su enfermedad.

La 5ª planta está reservada exclusivamente para los enfermos de coronavirus, con una capacidad de treinta camas (dos camas por habitación). En los momentos más álgidos de la pandemia fue necesario incluso habilitar nuevas estancias al alcanzar 90 ingresadosMuchos de estos pacientes, sobre todo los mayores, tienen dificultad para comunicarse con el teléfono móvil con sus seres queridos, no pueden disfrutar de una charla o de la lectura. De ahí que estas enfermeras han querido hacer la vida en el Hospital más fácil. Para ello han creado un grupo donde se aportan ideas. De momento se ha creado una biblioteca con libros y también con las tres revistas que edita el grupo SILEOH RONDA SOMONTANO, ALEGRÍA DE MONZÓN Y CINCA MEDIO y SOMOS LITERA, que contribuyen a que los pacientes estén informados y distraídos sobre lo que acontece en sus comarcas. Ese grupo también enseña a manejar el teléfono móvil, se pone en contacto con los familiares para establecer videollamadas, facilitares cargadores de móviles, auriculares, …

FRANCO MOLINA CENTRAL

Mónica Frontons, auxiliar de enfermería, explica que estos pacientes “están en total asilamiento y también sus familiares en sus casas por lo que no les pueden hacer llegar necesidades”. La mayoría son pacientes de superior a los 70 años. “Este grupo de plan de mejora analiza los problemas que supone un aislamiento largo, las necesidades de los pacientes e intenta suplirlas para que no sea un proceso duro. Tanto el paciente como el personal necesitamos cosas y analizándolas en conjunto surgen soluciones para el beneficio del paciente”, explica Frontons.

La respuesta está siendo positiva entre los pacientes. “Los pacientes están muy solos y las horas se les hace muy largas, la tele es de pago, son muchos inconvenientes. Ellos se van muy contentos por la atención”, concluye.

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here