Toma de posesión de los nuevos ministros.

El procónsul para Hispania llamado Petrus Sanctius (Pedro Sánchez), se dirigió al oráculo y éste le reveló que debía deshacerse de inmediato de sus más próximos y estrechos colaboradores, pues su vida política peligraba.

Tres días antes de los idus de julio, en un palacio cercano a la ciudad de Complutum, manda deponer a sus principales colaboradores condenándolos al olvido y al oprobio por haber hecho decaer sus posibilidades de resultar nuevamente elegido como procónsul para otros cuatro años. Incluso para el Conventus Caesaraugustanus (Aragón), ha puesto a una persona que cree sabrá despejar ese foro de todos sus declarados e inveterados adversarios.

SUSCRIPCION

Mientras la corrupción política de un color y otro aumenta en toda Hispania, la descomposición sigue creciendo en la provincia de la Hispania Tarraconense, atribulada por amplios movimientos levantiscos populares, pretendiendo Petrus Sanctius mostrarse generoso e indultar a los enemigos del Senado allí, con el fin de someter la provincia, aunque éstos, no contentos con ello, exigen convoque un referéndum para dejar de ser provincia imperial.

Hispania, azotada por una grave epidemia que ha diezmado a su población y su comercio, acosada por una deuda pública sin precedentes que asusta hasta a los mismos cuestores, ha hecho que el Senado la intervenga desde Roma.

Ante este horrendo panorama político, los oponentes del procónsul no pueden más que contener la respiración, esperando dimita del cargo cuanto antes, aunque solo sea por el bien de la república y de su magistratura.

Muchos de los correligionarios del procónsul aguardan ocultos también su momento, esperando su pronta caída política. El panorama no es halagüeño, Hispania se descompone territorial y políticamente, los bandos políticos de uno y otro signo esperan hacerse con el poder muy pronto, y mientras tanto, los habitantes de la provincia hispana observan todo esto impávidos e impotentes.

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here