Los personajes de la Guerra de las Galaxias en un camión grúa de los bomberos. José Luis Pano.

Sin duda, una de las acciones que más llamó la atención fue la suelta en libertad de un milano tras su recuperación en el centro de animales de La Alfranca donde fue conducido al ser rescatado de una balsa de purines en Huesca.

Los más pequeños se vieron sorprendidos este sábado por la mañana en el recinto ferial de Barbastro ante el sonido de tanta sirena: de la Policía Nacional, de la Guardia Civil, de la Policía Local, de Protección Civil del Somontano, los bomberos del servicio de la DPH, ambulancia de la Cruz Roja o los Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón. Los agentes y voluntarios de estos cuerpos que velan por la seguridad de nuestras poblaciones, a los que se unieron Corazones con Bata, Voluntarios Maphre, Cluster de Automoción Aragonesa y Fundación CEPAIM, entre otros, se sumaron a la llamada que realizó la Asociación Sonrisas Azules, Verdes y Naranjas, que aúna a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, fuerzas aéreas y emergencias, para hacer entrega a la directora del Hospital de Barbastro, Elena Castelar, de alrededor de 100 juguetes, máscaras infantiles y material escolar para los niños hospitalizados en este centro sanitario.

Durante tres horas, niños y adultos que se acercaron a esta concentración pudieron aprender a identificar aves por sus nidos, animales por sus cornamentas o huellas o los distintos árboles, ejercer de bomberos manguera en mano o subirse a un elevador, introducirse en el asiento de los detenidos por la Policía Nacional, ver aves rapaces disecadas por el SEPRONA de la Guardia Civil, montar en motos de Protección Civil o conocer dentro cómo es una ambulancia.

La reunión fue de cine, ya que por el recinto ferial interactuaron alguno de los personajes de la Guerra de las Galaxias, procedentes de la 501 st Legión, un grupo de fanáticos de la saga de George Lucas, que interactuaron con grandes y pequeños.

La intención era acudir al Hospital de Barbastro, como cuenta el impulsor de la iniciativa el zaragozano David Royuela, pero la situación de pandemia motivo a hacer un encuentro en el recinto ferial, tras ceder el Ayuntamiento este espacio.

“Nuestra intención es repartir sonrisas en todo el territorio sobre todo en niños hospitalizados, en exclusión social o en casas de acogida. Queríamos haber ido habitación por habitación pero la situación de la pandemia no lo ha permitido. Gracias a la colaboración con el Ayuntamiento hemos podido hacer un despliegue muy bonito para los niños de Barbastro”, cuenta.

Precisamente el alcalde Fernando Torres no se quiso perder este despliegue que hizo las delicias de los niños y acudió a agradecer el gesto. “Ha sido una ardua labor para reunir a tantos cuerpos uniformados para que estuvieran aquí y los chavales se diviertan y entregar esos juguetes al Hospital. Ha sido una mañana diferente para los niños a los que se les acerca el trabajo tan importante que realizan estos profesionales en el día a día”, explicaba.

La directora del Hospital de Barbastro agradeció el gesto. “Han sido muy amables y solidarios pensando en que los niños que puedan estar malitos necesitan jugar para pasar el tiempo que están en el Hospital”, afirmaba Castelar.

La próxima acción de Asociación Sonrisas Azules, Verdes y Naranjas será el 25 de septiembre en Huesca.

 

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here