NAVIDAD GOB ARAGON mitad

Desde el aterrizaje de Diego Bayona en la Dirección General de Medio Natural y Gestión
Forestal dejó claro cual iba a ser su objetivo político para esta legislatura: los bomberos
forestales; olvidando por completo al personal laboral y funcionario adscrito al operativo de
incendios. Desde sus inicios, finiquitando un trabajo técnico de meses intentando adaptar el
Decreto de guardias 65/2001 al nuevo PROCINFO o felicitando únicamente al personal de la
empresa pública Sarga (de la que no es Director General) por los buenos resultados de la
campaña de incendios de 2019, dejó meridianamente claro que el personal funcionario
(ingenieros de montes, ingenieros forestales y APN) y laboral (conductores) no le importábamos lo más mínimo.

En junio de 2020 promovió un proceso participativo para el “Diseño de estructura del
nuevo operativo de prevención y extinción de incendios forestales en Aragón”, plagado de graves deficiencias, impidiendo a las centrales sindicales y personal funcionario del Departamento colaborar de manera real en su diseño, convirtiéndose en un mero instrumento al servicio de la Dirección General en un intento de legitimar sus intereses prefijados.

FRANCO MOLINA CENTRAL

No le ha hecho falta ni esperar a que la pantomima de proceso participativo esté
finalizada y se publiquen sus conclusiones y el contenido del nuevo diseño para ir adoptando medidas, en una marcha progresiva hacia la descapitalización del factor funcionario, avanzando en la externalización de la extinción de incendios forestales.
Su desconocida hoja de ruta ha sido confeccionada junto a su equipo de asesores
procedentes de Sarga, sin el más mínimo consenso ni participación del personal técnico ni de APN; desoyendo los informes críticos a la causa e ignorando los datos estatales sobre la
contrastada valía del actual modelo que, si bien necesita importantes mejoras y evolucionar, es un ejemplo de eficiencia y eficacia frente al de otras comunidades autónomas.

En el último mes los acontecimientos se han precipitado, ignorando y arrinconando al personal funcionario y laboral del Departamento:

• La presentación el 14 de junio del #INFOAR y su logomarca tuvo una
escenificación digna de una campaña presidencialista americana, con masivo
desplazamiento de medios y compra de monos ignífugos y alquiler de vehículos
solo para la ocasión.
• Esa misma semana se filtra información sobre un posible reagrupamiento de
cuadrillas, que pasarían de 62 a unas 40, sin propuesta técnica ni consenso que
justifique tal medida.
• También se filtra la probable transformación de las cuadrillas, que pasarían de
7 a 6 componentes, así como la posibilidad de que se cambie su funcionamiento
y horario, sin concretar nada en este aspecto.
• Con fecha 29 de junio se solicitó, por parte de los tres sindicatos, una reunión
con la Dirección General de Medio Natural y Gestión Forestal, para poder recibir
información detallada de los cambios propuestos a todos los niveles para el
Operativo de Prevención y Extinción de Incendios Forestales #INFOAR, sin que
se haya atendido dicha solicitud.
• Por último, el pasado viernes, en periodo de máxima activación, se filtra una
nueva instrucción, en la que, por una parte convierte a los APN en meros
acompañantes de la cuadrilla forestal, sin poder decisorio alguno en todo lo que
no sea intervención en un incendio y, por otra, los supedita al jefe de cuadrilla
para colaborar en su plan de autoformación como empresa pública, en lo que
parece un intento por desplazar cada vez más a los APN del operativo y
dinamitar las buenas relaciones existentes con las cuadrillas.

A la vista de todo lo anterior, es evidente que se han encendido excesivas señales de
alarma que nos indican que la cordura hace tiempo que ha dejado de existir en la DGMNGF y en el Departamento; que las decisiones técnicas no tienen cabida frente a los intereses políticos y que nuestro papel en el operativo de prevención, detección, extinción e investigación está más en entredicho que nunca.

La extinción de incendios forestales mueve mucho dinero. El incremento presupuestario podría pasar de 26 a 54 millones de euros anuales, a invertir básicamente en la empresa pública, pese a que la DGMNGF reconoce en su diagnóstico que ya existen duplicidades en el modelo actual, pero el negocio es el negocio.

Por todo ello, toca, sí o sí, defender nuestros derechos como funcionarios públicos y
velar porque prime la transparencia y control del gasto público.
Desde UGT, CCOO y CSIF queremos que el papel del personal funcionario del
Departamento siga siendo la base que sustente el diseño y la dirección del operativo en todas sus facetas. No se trata de defender únicamente la componente económica de nuestra participación en los IIFF, que también debe mejorar, sino de defender nuestra profesión y profesionalidad, y que Aragón siga siendo un ejemplo de eficacia y eficiencia como modelo de operativo forestal de extinción de incendios, mejorando y evolucionando.
Las mejoras de las condiciones de trabajo del personal de Sarga, sin duda necesarias, no
pueden ni deben ser a costa de las condiciones de trabajo del personal funcionario y laboral, ni fagocitar el presupuesto del Departamento, ni comprometer el funcionamiento del operativo.

Desde las tres centrales sindicales hemos solicitado reunión inmediata con el Consejero
para que intente explicar lo que su Director General no puede o no quiere hacer. En su mano está cesarle, desautorizarle o reconducir esta situación. De persistir los planes de rediseño del operativo sin transparencia, información, consenso, criterio técnico ni negociación, será tan responsable como el Director General y pondrá en entredicho su continuidad en el cargo.

En los próximos días y semanas os iremos anunciando las medidas que vayamos
tomando: notas de prensa, la presencia activa en redes sociales denunciando la situación y la convocatoria de una campaña de movilizaciones. Es imprescindible tu participación y la de todas y todos los compañeros que formamos parte del operativo. Todos debemos sumar y colaborar.

¡Basta ya de ningunear a los funcionarios públicos! Los funcionarios y conductores del
Departamento llevamos años sacando el trabajo adelante gracias a la implicación personal y a la vertiente vocacional de nuestras respectivas profesiones, soportando falta de medios, de estructura, de organización, de vehículos, de ropa de trabajo, de centros de trabajo,
estrecheces presupuestarias, etc. Es el momento de presionar al Departamento en todos los frentes, de que su normal funcionamiento se resienta. El Consejero debe entender que
nuestra paciencia se ha terminado, que no es posible engordar infinitamente a la empresa
pública mientras se condena al personal del Departamento a una muerte lenta por inanición.

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here