Patio del Museo de la Villa Medieval en la clausura del festival el pasado domingo
NAVIDAD GOB ARAGON mitad

La XXXI edición del Festival Castillo de Aínsa finalizó el pasado domingo 25 de julio, estando activo desde el sábado 26 de junio. Este año, han sido más de 4.200 asistentes los que han acudido a la cita, que durante los dos últimos años ha visto crecer su programación. El broche final lo han puesto las ‘Mujeres que cuentan’ del Sobrarbe, junto con un acompañamiento musical. Este viaje a la introspección del territorio a través de las palabras de las mujeres que lo habitan logró llenar el Patio del Museo de la Villa Medieval, repleto de espectadores deseando escuchar a las cuatro mujeres homenajeadas.

El acto de las mujeres fue una ofrenda a la reconciliación, a aquellas que lograron abrirse camino en una época donde ganarse la confianza de los lugareños era un reto en sí mismo. Arropada por un público eminentemente local, Sebi, de Samper de

FRANCO MOLINA CENTRAL
Las cuatro mujeres de ‘Mujeres que cuentan’ el pasado domingo en la clausura del festival

Trillo, mostró su faceta de creadora literaria y se arrancó con la “Leyenda de una ventana”, ambientada en el pueblo al que un día llegó para quedarse. La música y el bajo rescataron de la depresión a Leonor, vecina de Aínsa. La historia sobre la puesta en marcha de la banda de La Fueva y de cómo “dejó el saco de las penas” colgado detrás de una puerta emocionó a los asistentes. Lurdes apareció por el Sobrarbe gracias a un concurso de traslado. Su primer destino como doctora fue Laspuña, aunque pronto se conocería la comarca palmo a palmo empujada por el amor a su trabajo. Adela, también doctora jubilada, emprendió una nueva aventura en Caneto. Venía dispuesta a recuperar un pueblo abandonado y allí sigue.

 

En cuanto a la música, el tema inspirado en las mujeres lo compusieron Ana Diáfana e Iñaki Zuazu, de Aínsa-Sobrarbe. A la puesta en escena se sumaron la voz de Paco Paricio, el contrabajo de Mario Cantabrana y la batería de Juan Carlos Lete. En su conjunto, el festival ha sido muy completo: teatro, concierto, títeres y hasta un concurso de pandereta. Además, volvió el cine bajo las estrellas. En colaboración con el Festival Internacional de Documental Etnográfico Espiello, se proyectaba El Drogas.

Enrique Pueyo, alcalde de Aínsa-Sobrarbe, asegura que “se está trabajando ya en la próxima edición con la esperanza de que las medidas sanitarias permitan disfrutarlo más, si cabe”. Agradece el trabajo de las productoras Sweet Caroline y ZZ Producciones, así como el de los Titiriteros de Binéfar, encargados de la dirección artística. La Comarca del Sobrarbe y la Diputación provincial de Huesca también fueron reconocidas por el alcalde a causa de su fundamental apoyo económico.

Concierto Ana Diáfana e Iñaki Zuazu en la clausura del festival el pasado domingo

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here