Retratos en el paseo del Coso. Pilara Vicién.
monzón 2
Negativos. Pilara Vicién.

La sobrina responsable del cuidado de Don Quijote, aquella muchacha que “no llegaba a los veinte” con un IPhone y una pompa de chicle o un grito de “mil veces no” tatuado en una pared al paso del río Vero son algunos de los rastros que ha dejado el Festival de Fotografía Emergente en las calles de Barbastro (BFoto) tras este fin de semana.  Este encuentro, que apuesta por la gente que cree en lo que hace y quiere contarlo, ha celebrado el grueso de sus actividades durante los pasados 19,20 y 21 de agosto mediante la organización de exposiciones, charlas, un cine de verano y dos catas de vino del Somontano.

Un niño observa una exposición. Eva Zamora.

Durante estas jornadas, el certamen se ha desarrollado con enorme participación ciudadana y ha convertido a la capital de la comarca oscense en un epicentro cultural donde los amantes de la fotografía han podido encontrar una gran variedad de iniciativas fotográficas. Por ello, la Asociación Fotográfica y de la Imagen de Barbastro (AFIB) – impulsora y organizadora del evento – hace un balance “plenamente satisfactorio” de este arranque del festival. Asimismo resaltan el aumento de propuestas recibidas durante esta edición: un total  de 251 trabajos, de 40 nacionalidades diferentes en la categoría Emergentes y otros 149 en la apartado Open-Gran Formato.

varios

Oportunidad para conocer la mirada de los fotógrafos emergentes 

Desde el reportaje estricto hasta la búsqueda identitaria personal o la magia fotográfica retratada en un trayecto en ferry, las nueve propuestas inauguradas  dentro del apartado Emergentes “han descrito mundos, narrado historias o buscado ese lado inaprensible de la realidad que solo la fotografía puede sublimar”, destacan desde Afib.

Exposición en el Museo. Eva Zamora.

Los nueve proyectos seleccionados por el jurado en esta edición son ‘El  Aguante’, de Laia Albert; ‘Where fireflies unfold’ de Oskar Alvarado; ‘Ferry  Tales’ de Carlos Barradas; ‘Appelez moi Victoria’ de Camille Carbonaro; ‘Los  Santos Inocentes’, de Guillermo Fernandez; ‘Down a Street’, de Jenica  Heintzelman; ‘Panadella’, de Juan Sanchez Sanchez; ‘Mundus’, de Sophia  Tolika; y, ‘Presencio & The Rural Kids’, de Virginia Villacisla.  Pueden visitarse en la Casa de la Cultura, el Museo Diocesano,  la sede de la Uned y en los Almacenes San Pedro hasta el 12 de septiembre.

Si a ello sumamos las cuatro colecciones de la serie Open Gran Formato nos encontramos con “la conversión del espacio público en una enorme sala de exposiciones, las calles repletas de imágenes y la sensación de que la imagen protagoniza las últimas semanas del verano”, añade la organización. En este apartado las obras seleccionadas han sido ‘Máscaras  Impermanentes’, de Alessandro Celante; ‘Anaqronias’, de Juan Cerón; ‘It  was the time’, de Valentino Petrosino y, ‘Alli mis pequeños ojos’ de Guillermo Franco. Al igual que las muestras situadas en espacios cerrados, todas ellas podrán visitarse en el paseo del Coso y en los muros del río Vero hasta el 12 de septiembre.

Este recorrido de imágenes se completa con la exposición ‘La memoria sumergida’ de Xhon Lopez Mora en el ambigú de la  Afib.

Barbastro rezuma cultura

En el arranque del festival, el director de fotografía Daniel Vergara compartió sus experiencias con el público asistente a la proyección de ‘Armugán-El último acabador’  explicando su profesión y las dificultades del  proyecto. Además,  la fotógrafa Ester Linde inauguró la evocadora serie ‘Dentro’ en la librería Ibor. Pero fueron el viernes y el sábado cuando se desarrollaron el grueso de las actividades.

El polifacético Luis Lles explicó el sábado algo que su propia labor de técnico cultural durante más de dos décadas en la ciudad de Huesca y el propio festival BFoto lleva desarrollando desde sus inicios: la creación cultural surge siempre desde los márgenes, desde las periferias de los centros de poder. Como cierre de las actividades, la noche en blanco permitió a los autores explicar su trabajo a los asistentes, posibilitando preguntas y solventar dudas sobre el desarrollo de cada uno de los proyectos.

Una edición más, el gran abanico de propuestas así como el público interesado demuestra que BFoto camina con paso firme conformando uno de los más interesantes festivales del momento y permitiendo que la apuesta por la fotografía emergente siga siendo su principal seña de identidad.

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here