Itziar en su colegio San Vicente de Paul, por medio del cual ha participado en el concurso
Mujer Rural

Querido amigo, 

Quizá te sorprenda que, sin conocerte, te llame así, pero para mí lo eres después de todos tus desvelos y tu espíritu de entrega y servicio hacia mí, hacia mi familia, hacia mis amigos, mis vecinos, mi nación…  

FRANCO MOLINA CENTRAL

Te considero mi amigo por tus grandes valores, por tu lealtad, tu gran sacrificio, tu amor a España y porque eres una persona de corazón noble y con un trato humanitario como el que has mostrado día a día en la lucha contra este enemigo al que ni tú ni yo conocíamos, pero al que yo me enfrenté sentada en el sofá de mi casa y tú, sin embargo, lo hiciste con una serenidad y un valor incalculables en el “campo de batalla”.  

Ese 13 de marzo de 2020, fecha que jamás olvidaremos, la vida nos puso una dura prueba a todos, pero tu campo de batalla en este caso quizá era más arduo que en otras ocasiones porque luchabais contra corriente, intentando teñir nuestros corazones de esperanza ante una difícil situación de lucha, dolor y miedo.  

Y es en esos momentos cuando los grandes profesionales como tú demuestran su valía y su abnegación absoluta, no sólo con actuaciones sino haciéndonos ver la vida más bonita y haciéndonos sentir arropados y protegidos. Todo gracias a vuestro gran corazón excepcionalmente fuerte, a vuestras manos que siempre están extendidas para que nos aferremos a ellas, a vuestros ojos que velan por nuestra seguridad, a vuestros pies que recorren pueblos y pueblos para atender allí donde se os necesita…

En definitiva, todo gracias a vuestra persona y a vuestro buen hacer ayudándonos a entender que si vuestra respuesta es excepcional también la nuestra ha de serlo y, aunque el resto de mortales únicamente aportemos un pequeño grano de arena, debemos sentir una profunda admiración y orgullo por vosotros. 

Ojalá en algún momento de mi vida yo pudiera mostrar esa valentía y fortaleza, ese aliento y entereza, esa humildad y entrega…Sería un auténtico héroe como tú has sido y serás siempre. 

 Gracias por todo lo que has hecho por todos, por tu amada patria, y porque entregas tu vida y tu corazón en cada paso que das. Deseo que cuando tus ánimos te flaqueen, encuentres la fuerza necesaria en mis palabras, para seguir ayudando y salvando vidas en primera línea con tu enorme profesionalidad y sacrificio.   

 Este año todos viviremos una Navidad muy diferente, pero no dudes en que mi humilde brindis irá por ti, por vosotros, como agradecimiento y reconocimiento por vuestra labor. 

Hasta pronto, querido amigo. 

Una adolescente profundamente agradecida y orgullosa de sus Fuerzas Armadas.“

Itziar en su colegio San Vicente de Paul, por medio del cual ha participado en el concurso

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here