Ventura y Maldonado, duelo de cerebros. Guillermo Uguet.

Guillermo Uguet

gobierno aragon contenidos

La respuesta defensiva de Cosehisa Monzón en el último cuarto le dio vida a un partido que había puesto imposible el excelente tercer cuarto de un acertado Mons (tres triples) y del tirano Van de Hare (12 puntos). El 68-71 a 1´22″ dejaba la opción de darle la vuelta a un partido que estuvo en -22 a base de corazón y un ritmo endiablado. Lo más difícil parecía hecho pero aún era necesaria una conjunción de factores para lograr una victoria de mucho mérito y prestigio. Seguir con la fe ciega, el atrevimiento y la obnubilación forastera que vivían incrédulos la amenaza de debacle,….y que la pareja arbitral no se entrometiese en un final igualado. Falló la última variable (71-80).

Cosehisa frenó a Mataró aún sin encontrar anotación

Cosehisa intentó poner piedras de salida en el motor del Mataró zoneando. Se incomodaba a Ventura-clave para frenar el régimen ganador del cuarto clasificado-y los tiradores Mons y Jobacho no daban con el aro. Los gigantes Alfons Albert (2,12)y Van de Hare (2,20) se tropezaban con la escasez de espacio que los amarillos generaron en su pintura. Pero Cosehisa no convirtió la confusión en ventajas con su 25% de acierto en el tiro.

Peruga muy activo en el último cuarto de Cosehisa. G.U.El primer cuarto desnudaba las claves del envite y ningún matiz táctico desde las bandas iba a poder esconder lo esencial: que iba a ser difícil mantener a raya al mismo tiempo el terrorífico tiro mataroní y a su imponente tamaño y sabiduría bajo aros; por parte amarilla la dificultad de contar con anotación próxima al aro con los dos ex ACB de guardianes y que todo iba a pasar por el % de acierto que encontrase el perímetro de Serna, apretado al máximo por los visitantes.

Cosehisa resucitó sin consecuencias

Serna tuvo que ordenar que había que jugar a campo abierto y a toda máquina cuando Mataró rompía el partido en el tercer cuarto. La idea, con el 41-61, podía llevar a un marcador de escándalo pero a un equipo joven le puede fallar todo menos el espíritu indomable y el inconformismo. No es que llegara el acierto sino que se llevaron al límite las coordenadas que habían tenido igualado el partido durante 25´ a pesar de la enorme diferencia de % de acierto entre ambas escuadras.

Cosehisa doblaba a Mataró en rebotes de ataque y conseguía que perdiesen el doble de balones adoptando el máximo riesgo. Primero fue el cambio de tendencia, luego la aproximación a la barrera de los diez puntos y a 1´22″ la incredulidad de ver el 68-71. Ventura ponía desde el libre el 68-73 cuando tras un robo de Damus que prometía canasta fácil sonaba el silbato en su carrera hacia el aro rival. Se señala antideportiva al portador del balón.
Todos sorprendidos, unos y otros. Los libres y la banda ponen el 68-77 y punto y final a la congoja del Mataró.

No iba a haber final a cara y cruz. Mataró impuso su criterio, saber estar y poderío pero Cosehisa supo poner emoción rebelándose contra su desacierto y mostrar que ha progresado en su capacidad de competir. La próxima semana jornada de descanso para Cosehisa que mantendrá tensión jugando un amistoso en campo del LEB 2 Hospitalet.

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here