Mujer Rural

Los medios de comunicación son una herramienta útil de difusión de información. Son los encargados de dar a conocer situaciones y hechos al mundo de manera clara y objetiva. Del mismo modo, tienen la misión de entretener al espectador y ayudarle a evadirse de sus problemas permitiéndole disfrutar de un rato de ocio.

Como informadores, los ‘media‘ proporcionan conocimientos al ciudadano y los periodistas se comprometen día a día con la sociedad ofreciendo datos objetivos y fieles a la realidad. Si bien es cierto que a lo largo de los años, la información ha estado unida al poder, también lo es el que comprometidos con la información, los medios aportan datos que han sido verificados con anterioridad. Y esos mismos datos son transmitidos a los espectadores, quienes recogen esa información de una manera u otra y hacia una vertiente u otra.

FRANCO MOLINA CENTRAL

Como herramienta de ocio, los medios proporcionan entretenimiento al espectador y se valen de  diversos proyectos para captar la atención de la persona, quien fascinada por su contenido, se llega a convertir en público seguidor. Aunque los medios de comunicación influyen en la sociedad de manera constante, también es la propia sociedad la que puede influir en los mismos. El motivo es que ambos sectores están relacionados, pues diferenciamos a una sociedad de otra por su cultura y sabemos que los medios de comunicación de masas son un fenómeno tanto cultural como social. La cultura es un aspecto económico y de poder influenciado por los medios. Por su puesto, son campos en los que se observa una interacción constante.

A modo de ejemplo, vemos como los informadores nos muestran un tipo de moda que puede ser pasajera, pero que seguidamente, la sociedad acepta. Por otro lado, vemos como la dicha sociedad influye en los medios a la hora de demandar un tema a tratar. Bajo mi punto de vista, los ‘media‘ son modelos de transmisión de información que influyen en la sociedad, más que la sociedad en ellos. El motivo es que según el enfoque mediaculturalista, aquel que se basa en conceder mayor importancia al contenido y al cómo se recepciona el mensaje, los medios tratan el contenido a su manera, así como el modo de transmitir información a la sociedad, para que pueda ser recogida y usada por el espectador.

Centrándonos en la difusión de información, estamos ante una perspectiva efímera y en ocasiones ficcionada pues, aunque existan varios géneros a los que poder acceder, la cruda realidad es que cada vez son más los contenidos sensacionalistas los que prefiere el espectador. Lo cierto es que gran parte de la población demanda entretenimiento y ocio, si bien existe otra parte de la sociedad que se decanta por hechos y datos que ayudan a crear un mundo más intelectual y complejo.

Dejando a un lado la capacidad de razonar del ser humano y rozando el límite de la ironía, la mayoría de las veces se olvida que la información debe ser neutral y la realidad es que la comercialización de las noticias se ve como algo prioritario. En cuanto a lo que atrae o no, cada uno es libre de creer qué es lo que merece o no ser recordado pero, lo cierto es que el mundo está formado por una gran cantidad de datos reales y contrastados que merecen ser dados a conocer. Existe un mundo de posibilidades, libertades y conocimientos a los que cualquier espectador puede acceder gracias a la labor del periodista.

Los medios de comunicación pueden verse influenciados por la sociedad, pero también son capaces de cambiar estereotipos, luchar por la verdad y enseñar con datos fieles a la realidad. De este modo, seguiremos creando un mundo lleno de conocimientos y progresión.

 

DPH

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here