Firma del acuerdo.

La Asociación Down Huesca en Monzón estrenará nueva sede próximamente en las antiguas dependencias del INAEM (Instituto Aragonés de Empleo) en la plaza Juan Carlos I gracias a una cesión del Gobierno de Aragón por 5 años, prorrogables. La firma de esta cesión ha tenido lugar ayer en la actual sede de Down Huesca en la capital del Cinca Medio, un piso en la misma plaza de 40 m2 por parte de la directora general de Patrimonio del Gobierno de Aragón, Marta Aparicio, y la presidenta de Down Huesca, Nieves Doz. El acto ha reunido además al ex alcalde y diputado autonómico, el socialista Álvaro Burrell, bajo cuyo mandato municipal se realizó el cambio de local del INAEM de la plaza Juan Carlos I al inmueble de la Casa Pano. Asimismo, en la firma de la cesión han estado presentes el vicepresidente de Down Huesca, Máximo López, como responsable de la zona oriental de la entidad, el gerente, Enrique Aguareles, y la responsable técnico de la asociación en el Cinca Medio y La Litera, Yolanda Herbera.

Interior del nuevo espacio de Down Huesca. JLP.

La asociación Down Huesca pasa de este modo de contar con un espacio en la citada plaza en planta calle, de 120 m2, dividida en varios despachos y habitaciones que serán rediseñados según las necesidades de esta entidad que atiende a alrededor de 30 usuarios de diversas edades de las comarcas del Cinca Medio y La Litera. Down Huesca atiende además a los niños del programa de Atención Temprana, financiado íntegramente por el I.A.S.S. del Gobierno de Aragón.

dph

La presidenta de Down Huesca destacaba el “salto cualitativo” que esta cesión va a suponer “ya que trabajar en un piso ha supuesto un esfuerzo para las familias, los profesionales, los chicos y los vecinos que se han portado muy bien. Ahora contaremos con un local con mejor accesibilidad y podremos realizar más actividades de las que estábamos haciendo. Vamos a pasar a una ‘normalidad’ nueva y mejor”.

Por otro lado, la presidenta Nieves Doz recalcaba que esta cesión de un local del Gobierno de Aragón “supone un reconocimiento a nuestro trabajo” en pro de la inclusión de las personas con discapacidad intelectual.

La directora general de Patrimonio de la DGA subrayó que dentro de las prioridades de su departamento es dar “una segunda vida a los edificios y sobre todo cuando se trata de una segunda vida como la labor social tan importante como la que realiza Down Huesca. El proyecto presentado por Down Huesca fue además muy interesante”.

A partir de ahora la Asociación Down Huesca redactará un proyecto de acondicionamiento de local para atender mejor a sus necesidades y servicios y realizar las obras que sean necesarias. Sus previsiones son poder inaugurarlo antes de final de año. En este sentido, la profesional responsable en Monzón, Yolanda Herbera, afirma que el espacio “es una nueva vida, un volver a empezar. En el piso hemos estado muy bien pero eran 40 m2 y en 20 años hemos aumentado programas y terapias, y los niños con los que empezamos a trabajar ahora ya son adultos. Con la pandemia lo hemos pasado especialmente mal con grupos mínimos y hemos dejado de hacer actividades por falta de espacio. Esta nueva oportunidad de contar con un local más amplio es un deseo cumplido. Todos estamos muy ilusionados y con muchas ganas de hacer cosas”.

El cambio de local a la antigua oficina del INAEM permitirá a Down Huesca recuperar algunas de las actividades de la cartera de servicios de la entidad que por cuestiones de espacio se habían suprimido: sesiones en grupo a partir de 5 usuarios, fisioterapia, musicoterapia, talleres de habilidades para vida independiente u otras iniciativas con adultos.

 

 

 

 

 

 

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here