ciudadanos

Los préstamos son muy útiles cuando pasamos por problemas financieros o cuando necesitamos hacer una reforma en casa, comprar un coche o similares. No obstante, aunque el dinero se puede conseguir fácilmente, hay que tener en cuenta que solicitar un crédito conlleva una responsabilidad que debemos estar resueltos a asumir. Desde opinionesespana.es te damos unos consejos prácticos que debes tener en cuenta antes de pedir un préstamo.

No pidas más de lo que necesitas

Ante la tentación de poder conseguir dinero ‘fácil’ podemos querer algo extra para caprichos o por tener un colchón. No obstante, piénsalo bien antes de pedirlo, ya que subirá los intereses de créditos y el tiempo de devolución, así como las comisiones. Esto es algo que a la larga no te saldrá rentable. Además, los bancos y otras entidades financieras ya no conceden préstamos tan alegremente como antes, así que tendrás que explicar para qué quieres el dinero y justificar la cantidad que pides.

GOB ARAGON surge

Devuélvelo cuanto antes

Para que los créditos no te ahoguen, lo mejor es que los pongas a devolver en un plazo reducido, y si tienes la oportunidad de liquidarlos antes de ese tiempo que lo hagas. De hecho, uno de los factores que más encarece el préstamo es el tiempo de devolución, por lo que cuanto menor sea este, menores serán los intereses, las comisiones y los gastos de apertura y liquidación.

No te retrases en los pagos

No causes retrasos en los pagos. Asegúrate de que tendrás dinero en el banco siempre el día que te pasen el recibo. Un retraso, por leve que sea, puede aumentar el coste de la cuota con intereses de demora. Además, si la situación se repite o dejas de pagar algunas de las cuotas, pasarán a hacer embargos en tus cuentas o tus bienes. Por tanto, no tomes este asunto a la ligera, pensando que no pasa nada, porque cuando se pide dinero prestado siempre hay que pagarlo, por las buenas o por las malas. Y mejor hacerlo por las buenas, ¿no?

Tienes que justificar para qué lo quieres

Los bancos y otras entidades financieras te preguntarán para qué necesitas el dinero, ya que esto les aporta seguridad. No es lo mismo querer dinero para quitar otras deudas que para comprar un coche o hacer una reforma en el hogar. De hecho, este tipo de préstamos tienen condiciones especiales en muchos casos para los clientes de entidades financieras.

Olvida el dinero rápido

Los préstamos rápidos que no exigen garantías pueden concederse muy fácilmente, pero sus intereses son muy elevados y, además, sus métodos para recuperar las cuotas impagadas son poco ortodoxos. Si necesitas optar por uno de ellos, asegúrate de que lo haces con una empresa fiable y con buena reputación.

Mira bien los intereses

Este es uno de los detalles que no puedes pasar por alto. La TAE es el tipo de interés que pagarás y este varía mucho dependiendo de con qué empresa o entidad financiera con la que lo contrates.

Para que contrates el mejor préstamo que se adapte a tus circunstancias personales y financieras te aconsejamos que eches un vistazo a nuestra web donde encontrarás opiniones de miles de usuarios que ya han contratado préstamos y créditos con distintas empresas.

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here