monzón 2

A lo largo del pasado mes de septiembre, un equipo internacional de paleontólogos y preparadores liderado por el Grupo Aragosaurus-IUCA de Universidad de Zaragoza, en colaboración con la Universidade Nova de Lisboa, ha continuado su trabajo de excavación del yacimiento de huevos de dinosaurio de Loarre (Huesca).

Gracias al trabajo de los especialistas, se han extraído dos nidos, excavados en 2020, y se han descubierto una treintena de huevos que se suman a los más de sesenta identificados hasta la fecha. Dichos huevos son esféricos y tienen unos 15 centímetros de diámetro. Se encuentran en perfecto estado de conservación y están agrupados, lo cual podría sugerir que existen varios nidos. Según fuentes de la excavación, el análisis preliminar apunta a que pertenecen a dinosaurios saurópodos titanosaurios, unos herbívoros cuadrúpedos de largas colas y cuellos, que podrían alcanzar los 20 metros de longitud.

varios

El grupo de expertos, formado por 25 paleontólogos y estudiantes de instituciones españolas, portuguesas y alemanas, con un total de siete nacionalidades diferentes, ha estado dirigido por Miguel Moreno-Azanza, Carmen Núñez-Lahuerta y Eduardo Puértolas (Universidade Nova de Lisboa/Grupo Aragosaurus-IUCA). Asimismo, la excavación está financiada por la Fundação para a Ciência e a Tecnologia de Portugal y el Ministerio de Ciencia e Innovación de España, a través de proyectos de investigación.

El principal objetivo de la actuación paleontológica de 2021 era la extracción de un gran nido, con al menos doce huevos, integrado en un bloque de roca de más de dos toneladas de peso. Para ello, dicho fósil fue protegido con celulosa y escayola durante la campaña de 2020, así como reforzado con una estructura metálica y una cubierta de poliuretano para su protección durante la extracción. El bloque ha sido transportado junto a otros diez de menor tamaño, a un almacén provisional en la localidad de Loarre. El objetivo es que acabe formando parte del futuro Laboratorio-Museo que está siendo acondicionado en el casco urbano de la población oscense, el cual se espera que para la próxima primavera esté operativo.

El museo cuenta con dos salas expositivas, donde se explicará la metodología de una excavación paleontológica compleja, además de permitir presenciar el trabajo de los preparadores. La exposición, que funcionará como una sala satélite del Museo de Ciencias Naturales de la Universidad de Zaragoza, contará tanto con especímenes reales del yacimiento de Loarre como con réplicas de huevos de dinosaurio de otros lugares del mundo. Este espacio ha sido donado por el Ayuntamiento de Loarre. La financiación de este futuro espacio de investigación y divulgación corre a cargo del área de desarrollo de la Diputación Provincial de Huesca, presidida por Roque Vicente, el Ayuntamiento de Loarre, el Gobierno de Aragón a través de la Dirección General de Patrimonio Cultural y la Universidad de Zaragoza.

Gracias al esfuerzo de varias personas, que han dedicado su tiempo a excavar dicho nido, el proyecto de los Huevos de Dinosaurio de Loarre ha dado un gran salto. En la actualidad, la Universidad de Zaragoza ha conseguido financiación para este proyecto durante los próximos tres años, en la última convocatoria ministerial de Proyectos de I+D+I Orientada a los Retos de la Sociedad en líneas estratégicas.

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here