Balbina Campo
dph

El interés de Balbina Campo por conservar las expresiones, usos, términos y costumbres de Costean ha tenido un final sorprendente porque el libro “Palabras i cosas de lo lugar de Costean” publicado por el Consello d’a Fabla Aragonesa ha tenido una acogida excelente y ha despertado el interés de varios filólogos. La autora ha recopilado en 300 páginas el trabajo realizado en 23 años y quedará como legado testimonial inédito ya que es el primer libro que se publica sobre este tema.

La labor se inició en 1998, “mis padres, Pedro y Balbina, me hablaron con expresiones orales que daba por casi perdidas y se despertó mi interés por recopilar el costeano que casi nadie hablaba en el pueblo. Así que me las apunté y en adelante todas, incluso de los abuelos de la familia para que no se perdieran. A la vista del interés, mis padres me aportaron muchas y llegó un momento que dejé papel y bolígrafo por toda la casa para que las apuntaran ellos, luego las pasaba al archivo. Todo lo que se publica son expresiones orales de la familia y de personas mayores del pueblo”.

GOB ARAGON surge

En este sentido, “mi padre era agricultor y me dijo que hubo 83 fuentes y fontanetas, ubicadas en la zona, la mayoría se han perdido, incluso rondas, romerías y ermitas ya desaparecidas. En concreto, cuanto me ha parecido de interés para que no caiga en el olvido. Al final, es un legado escrito con más de 4.000 palabras y cerca de 400 expresiones y también aporto cosas y apuntes sobre Costean que no son propias pero me parecen interesantes para el libro”.

Balbina es consciente de que “el costeano apenas se habla y es bastante desconocido con expresiones locales y otras que son comunes en la fabla. El contenido pasó por expertos, antes de publicarlo, y encontraron palabras muy interesantes. No pensaba publicar un libro sino dejar constancia escrita pero el reportaje publicado por Diario del Alto Aragón en mayo de 2018 despertó el interés del Consello y se pusieron en contacto conmigo porque valoraron la gran oportunidad de sacar adelante el libro”.

Los resultados son fruto del interés mutuo de Balbina y su marido Pepe Noguero para que no se pierda este legado “guardamos muchos recuerdos, documentos y material. El libro es un reconocimiento a todas las personas mayores con quienes he convivido, también de homenaje a mis abuelos y a mis padres porque sin ellos no hubiera sido posible. Han sido la base de todas las enseñanzas que he aprendido, con ellos hablamos casi siempre en costeano”.

En su trayectoria, es autora de libros y publicaciones sobre la “Escuela Taller El Vivero” que se cerró en mayo de 2017 después de 38 años de trayectoria, “Artesanía Textil en el Somontano” e “Indumentarias” sobre tejidos realizados en el Taller. “Este es distinto por completo y casi no me lo creo que esté publicado, satisfecha porque he visto mucho interés y me he sentido valorada por el Consello con quienes hemos trabajado a gusto”.

El libro es un legado, “por circunstancias de la vida, al igual que otros pueblos, hace 65 años vivíamos 450 vecinos y había 40 niños en la escuela. Hoy residimos 44 personas mayores y 2 niños porque la escuela no existe. En la misma línea “es triste y duro ver como desaparecen personas, casas, plantas y animales. En definitiva, vives de cerca la agonía de tu pueblo, así lo transmití en la Feria del Libro”.

El reto siguiente es un recetario en costeano “hace tiempo que recopilé recetas de cocina y guisos de mi abuela, de mi madre y propias. De antemano, conozco que hay interés. Creo que hay un centenar y entre ellas, la más curiosa, guiso de tejón encebollado. Ahora es casi imposible porque apenas quedan tejones. Además, hay que prepararlo en condiciones adecuadas”.

 

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here