Adecco

El municipio de Colungo, que incluye la localidad Asque con 12 vecinos censados, figura entre las referencias destacadas del Arte Rupestre declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1998, dentro del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica.  Se incluye en el Itinerario Europeo “Caminos del Arte Rupestre Prehistórico”. Señas de identidad importantes en el ámbito geográfico del Parque Cultural del Río Vero, del que forma parte Colungo, cuyo presidente es Mariano Altemir, alcalde de Alquézar.

Colungo y el Arte Rupestre van unidos y los efectos mediáticos son importantes por los atractivos turísticos que tiene para la localidad, cuyo alcalde Fernando Abadías aporta la experiencia propia de quien fue concejal al lado del veterano Antonio Lacasa (2007-2019) en el historial de ediles locales con José Andreu, Dionisio Albás y Jorge Rubiella entre los años 1979-2007.

MONZON

La visita para conocer el Arte Rupestre comienza en el Centro de Interpretación que ha sido una apuesta conjunta de la Comarca y del Ayuntamiento. En su interior es posible conocer todo el entorno y realizar un viaje virtual por el territorio del río Vero con más de 20.000 años de antigüedad. Los itinerarios exteriores  llevan por Arpán (Levantino y Esquemático), Barfaluy (Esquemático), Mallata (Esquemático) y Regacéns (Levantino y Esquemático) desde Asque. Se conocen con visitas guiadas durante el verano y en Semana Santa. Aparte del interés por el Arte Rupestre que confiere al municipio la condición de “gran santuario rupestre”, y la única referencia del Somontano con sello de Patrimonio Mundial, en Colungo hay más aspectos notables.

Lugar de partida ideal para excursiones por los puentes del Barranco de las Palomeras, de las Gargantas y del Fornocal. El itinerario del Camino Natural del Somontano pasa por las proximidades del pueblo y es un aliciente añadido a los habituales. Se aconseja, también, una visita tranquila, sin prisas, por el casco urbano en torno a la Plaza Mayor y la iglesia parroquial de estilo gótico tardío (siglo XVI) dedicada a Nuestra Señora del Pilar. En la fachada exterior se aprecian  marcas de los canteros de la cuadrilla del maestro Torón, que dejaron constancia de su trabajo en muros y sillares.

La sombra pastoral de José María Cabrero es tan alargada que incluye Colungo entre las parroquias que administra. Además, “mosén Cabrero” destaca por su habitual dinamismo para colaborar y organizar actividades vecinales. Las restauraciones del altar mayor de la Iglesia y de la ermita de Santa Eulalia fueron por iniciativa propia, secundada por los vecinos. En la misma línea de colaboración social, está la Asociación Cultural OPortal d’a Cunarda que preside Javi Cavero con entusiasmo ilimitado. Gracias a la iniciativa de esta asociación se han recuperado costumbres tradicionales como la siega y la trilla con una fiesta que se celebra en colaboración con la Associació de Mossos y Carreteres de Albelda. En los dos años últimos no ha sido posible por la pandemia.

La Fiesta de la Matacía está entre las tradicionales de los vecinos, por iniciativa de la misma asociación que la recuperó para la causa social. Las tareas del mondongo -tras la matacía del cerdo- se llevaron a las calles para disfrute de vecinos y de visitantes en una jornada lúdica que se recuperará en cuanto sea posible.

En las referencias locales se cita la destilación del anís de Colungo que tiene en Dionisio Albás y Manolo Costa dos exponentes con la elaboración de licores de café, té, frutas silvestres y orujo. La historia local del anís va unida a numerosos chascarrillos propios de otra época de “destilerías clandestinas”. La olivera milenaria de Nadal está entre las visitas obligadas a la localidad. Según la tradición oral, se plantó en tiempos de los moros y proporciona una abundante cosecha de olivas a su propietario. El tronco apenas lo abarcan entre cuatro personas y tiene 13’65 m. de perímetro en base. Además, dotado de una entrada pequeña que sirve de refugio en caso de tormenta. Esta olivera tiene régimen de protección especial y forma parte del Censo de Árboles Monumentales de Aragón.

Colungo es cita habitual para visitantes y celebra sus fiestas patronales con motivo de la Virgen del Pilar. En la localidad de Asque se encuentra el único museo de arte del Guadamacil (siglo XVII) existente en España y la miel destaca entre los recursos propios de los vecinos que dedican a Santa Columba la advocación de su iglesia de estilo neogótico.

 

 

 

Gobierno de Aragón
gobierno de aragón
GOB ARAGON surge
dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here