Julio Broto en la Catedral de Barbastro. Ángel Huguet.
Adecco

Quiero que sirvan estas líneas para reconocer y poner en valor la figura de D. Julio Broto Salamero. Si tuviera que utilizar dos palabras para  definirlo, sin duda, serían las de agitador cultural.  Fue un abanderado de la actividad musical de nuestra ciudad desde los años 80.

Conservatorio de Monzón.

Pianista, organista, compositor, profesor y sacerdote lideró la Escuela Municipal de Música de Barbastro logrando convertirla en centro asociado del Conservatorio de Música de Zaragoza.  Esto permitió a los que allí estudiábamos que los profesores del conservatorio nos examinaran en Barbastro  y de ese modo obtener la titulación oficial sin necesidad de desplazarnos. Consiguió que la Escuela fuera el referente musical de toda la Huesca oriental, logrando atraer alumnos de Monzón, Binéfar y Fraga. Nunca he entendido que nuestros políticos  dejaran escapar para Barbastro la ubicación del nuevo conservatorio que finalizaría en Monzón.

Franco Molina
MONZON

Fundó la Coral Barbastrense y la Banda Municipal de Música, lugares donde inculcó el gusanillo de la música a muchos jóvenes, entre los que yo me encuentro. Su tesón lo llevó hasta Madrid para recabar la ayuda de influyentes barbastrenses en el mundo de la política con el propósito de obtener recursos que permitieran a la Banda la compra de instrumentos o uniformes. Recuerdo el arranque de la Banda de música con dos pasodobles sencillos que él compuso: Barranqué y Melinguera.

Sin duda D. Julio, con una forma muy personal de hacer las cosas, ha dejado su huella en la actividad cultural barbastrense. Entidades como la actual Banda de Música Ciudad de Barbastro, la Coral Barbastrense, así como la propia escuela de Música tienen un poco, tal vez mucho, de su espíritu.

Muchas gracias por todo D. Julio. Se le recordará siempre.

 

 

Gobierno de Aragón
gobierno de aragón
GOB ARAGON surge
dph
DPH

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here