ECOEMBES COMARCA

Si bien ha tardado en llegar, la época más fría y húmeda de la temporada ya se encuentra entre nosotros. Este hecho no solo provoca que los españoles bajen del altillo las prendas invernales, sino que también acondicionen sus respectivos hogares con el fin de que estos últimos no se conviertan en víctimas de las bajas temperaturas. No obstante, a diferencia de lo que ocurre con la ropa, muchas personas desconocen que hay que cambiar elementos como las cortinas, las mantas o, incluso, los manteles.

Aunque no lo creas, la incorporación de telas de invierno al domicilio familiar puede ayudar a que te sientas más cómodo en tu propia vivienda y, de esa manera, verte obligado a gastar menos dinero y energía a través de la calefacción. Asimismo, cabe destacar que el ahorro económico también se puede producir mediante la confección de tu propio ajuar. Dada la cantidad de tiempo que nos vemos obligados a estar en casa debido a la climatología y la pandemia, no tienes excusa para no adentrarse en el universo de las manualidades.

Consejos

Si finalmente te atreves a dar el paso, has de saber que no todas las telas son válidas a la hora de elaborar tus nuevas cortinas para el invierno. Los materiales supeditados a esta estación del año se dividen en varios tipos, dentro de los cuales sobresalen el algodón, la viscosa, la lana y el sintético, entre otros. Como ya sabrás, el primero de los tejidos que te hemos mencionado también es muy frecuente en las prendas de verano, por lo que tienes que ser consciente de que no todas las variantes existentes son óptimas para tu cortinaje invernal.

De acuerdo con los expertos, es cuando menos conveniente que te fijes en el gramaje de la tela en cuestión antes de hacerte con ella para confeccionar tus cortinas. Como es lógico, a mayor cantidad de gramaje, mayor protección para ti y tus seres queridos frente a las gélidas temperaturas del invierno. El algodón y la lana soportan grados muy elevados, por lo que no debes preocuparte en caso de que las coloques cerca de un calefactor, un brasero o, incluso, una chimenea.

De todos modos, sea cual sea tu elección, ten sumo cuidado y evita que entren en contacto. Asimismo, procura que la tela seleccionada absorba la humedad. De esta manera, podrás abrir los ventanales de tu hogar sin el peligro que supone hacerlo en días lluviosos, sabiendo que la niebla no se colará en tu domicilio mientras lo ventilas durante un par de minutos. Tanto el algodón como la viscosa poseen esta cualidad.

Estampados Liberty London

A diferencia de la mayoría de telas de invierno que hemos visto hasta el momento, las cuales cuentan con un diseño bastante conservador, los tejidos Liberty London se caracterizan por un estampado sin igual. Sin duda alguna, se trata de una opción cuando menos atrevida, capaz de aportar color y felicidad a la sobriedad propia del otoño y el invierno. Además, sobresalen por la elegancia que siempre aportan los motivos de plantas y flores.

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here