Loreto Ruiz Díaz, médico interno residente de medicina familiar y comunitaria del Hospital de Barbastro

La gripe es una enfermedad vírica causada por virus influenza (virus ARN de la familia orthomyxoviridae). Según la cepa se clasifican en influenzavirus A, B, C o D, siendo los dos primeros los causantes de las epidemias estacionales. Las distintas cepas se diferencian principalmente mediante la expresión de 2 proteínas: HA (hemaglutinina) y NA (neuraminidasa). La HA se encarga de la fijación del virus en las células y la entrada del material genético del virus. Por otro lado, la NA se encarga de la liberación de las partículas virales maduras al resto del organismo.

Del influenzavirus A destacan la cepa H1N1, causante de la gripe española en 1918 y la gripe A en 2009, y la H5N1 causante de la gripe aviar en 2007-2008.

GOB ARAGON surge

La gripe se manifiesta con distintos síntomas. Generalmente se caracteriza por fiebre, tos, dolores musculares y articulares, cefalea, dolor de garganta, malestar general y abundante secreción nasal (pudiendo variar en cada paciente). También puede manifestarse con síntomas digestivos como diarrea o vómitos, siendo así más frecuente en niños. La fiebre suele desaparecer en un máximo de 7 días, y síntomas como la tos puede durar más de 2 semanas, pero no por ello el enfermo tiene más probabilidad de propagación de la enfermedad.

Una persona infectada elimina una mayor cantidad de virus 24h antes del inicio de síntomas y generalmente hasta 3-5 días tras la manifestación de los mismos. Este periodo suele ser más largo en niños e inmunodeprimidos, pudiendo transmitir la enfermedad hasta 21 días, por lo que en mayores de 12 años se recomienda un “aislamiento preventivo” de unos 7 días y en menores de 12 años de 21 días.

Al toser, estornudar o hablar las personas infectadas emiten gotitas de Pflügge (>5 micras) que alcanzan la mucosa oral, nasal o conjuntival del huésped y así el patógeno entra en el organismo. La propagación se lleva a cabo con mayor facilidad en entornos cerrados como escuelas o residencias de ancianos. También se puede contraer la gripe al tocar superficies con dichas gotitas y posteriormente inocular el virus entrando en contacto las mucosas, pero en menor medida.

Como medidas de prevención se encuentran el lavado de manos frecuente, cubrirse la boca al estornudar y toser, ventilación de ambientes cerrados muy frecuentados, y la vacunación. La gravedad de la infección depende de la comorbilidad de cada paciente por lo que estas medidas son importantes, y por ello la vacunación contra la gripe tiene un papel tan importante actualmente.

Gracias a la vacunación, estudios realizados por los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) han demostrado que se reduce el riesgo de enfermarse entre un 40-60% en la población general. Según la OMS se recomienda la vacunación a distintas poblaciones de riesgo, que se agrupan en los siguientes grupos:

  • Mayores de 65 años
  • Personas institucionalizadas en residencias o centros de atención a crónicos
  • Personas sin hogar
  • Mujeres embarazadas
  • Menores de 65 años con enfermedades crónicas (cardiovasculares, metabólicas, neurológicas, respiratorias, hepáticas, hematológicas) e inmunodeprimidos (pacientes con VIH/sida, en tratamiento con quimioterapia o corticoterapia, pacientes con neoplasias malignas)
  • Personal sanitario o cuidadores
  • Personas que conviven con personas vulnerables

Es importante recalcar la transcendencia de las campañas de vacunación ya que el cumplimiento de las pautas de vacunación de las poblaciones de riesgo varia drásticamente según las diferentes comunidades autónomas españolas, pasando por ejemplo de una cobertura de 64,4% en la Rioja a un 41,5% en Islas Baleares.

Esta campaña pretende reducir la mortalidad y morbilidad de la infección, así como el impacto de la enfermedad en la comunidad. Por lo tanto, es importante concienciar a la sociedad de estas medidas de prevención (tanto una correcta higiene de manos como la vacunación), y que las acople a su vida diaria para minimizar el impacto de esta enfermedad.

 

 

dph

1 Comentario

  1. Este artículo tiene la finalidad de hacer propaganda de la vacunación, algo que no previene en absoluto que no puedas coger una gripe, los virus van mutando y no se puede inocular un virus que ya pasado para prevenir una infección. Las farmacéuticas están ganando mucho dinero a base de engañar a la gente. Toda la vida se han cogido gripes, no hay nada nuevo bajo el sol. Se supera sin miedos, el miedo nos lleva a la esclavitud, esto está comprobado. Dejen de asustar a la gente con tanto miedo a las enfermedades, déjennos vivir en paz y con alegría.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here