Humanidad y respeto
ECOEMBES COMARCA

Al mundo le faltan cosas y le sobran muchas otras. De hecho, podríamos enumerar un sinfín de cosas sobrantes y del mismo modo, aparecería otro gran listado de argumentos que necesitamos en nuestras vidas. No hacen falta más prejuicios, ni personas nocivas que se atrevan a juzgar.

Todo se debería resumir en dos simples, pero grandísimas palabras: HUMANIDAD y RESPETO. Lo cierto es que hay ocasiones en que su luz brilla, pero también el que por desgracia, continúan atrapadas en un pozo sin salida. No se debería juzgar tan severamente, ni hablar de aquellas cosas que uno desconoce. Los prejuicios, las etiquetas y los sentimientos nocivos no son más que sinónimos de personas que continúan en proceso de evolución.

Y, ¿qué ocurre con la denominación de «DIFERENTE»? Ser diferente. En mi caso, no conozco a dos personas iguales y dudo que algún día eso pueda ocurrir. Todos somos diferentes, todos tenemos nuestras rarezas, nuestras costumbres y nuestras ideas. ¿Debemos juzgar o señalar por ello? Entonces, nos pasaríamos el día sacando el dedo a pasear, porque, lo dicho: SOMOS DIFERENTES.

Lo triste es que existan personas con mentes tan simples y absurdas que no sepan valorar la belleza de la diversidad.

Humanidad y respeto

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here