Reparto de pan gratis. Mural de una domus romana.

Esta tienda debía su nombre a la palabra latina annona que se define como anona, cosecha anual, provisión de víveres (precisamente en castellano anona tiene este último significado, según la RAE), palabra que viene de la diosa Annona, que personificaba el suministro de grano a Roma y que por tanto era también la diosa de las cosechas. Dicha palabra está relacionada a su vez con otra latina annus (año), dado el carácter anual de dichas cosechas.

Un poco de Historia: Ante la precaria situación de los ciudadanos pobres, Roma se vio obligada a traer trigo de los diferentes graneros (especialmente de África), y a repartirlo entre ellos (unos 35 Kg a la semana), para la elaboración de un alimento tan básico como el pan, en un proceso conocido como la annona. Esta se convirtió en una herramienta propagandística de primer orden utilizada tanto por políticos como por emperadores para ganarse el favor del pueblo (ya se sabe aquel famoso slogan panem et circenses, “pan y circo”, lógicamente gratis).

GOB ARAGON surge
Escultura de Bernini El rapto de Proserpina (1621-1622).

Respecto a la conexión con un conocido episodio mitológico hablaremos de un nuevo caso de rapto: el de Perséfone o Proserpina por parte de Hades y su posterior enlace.

Hija de los dioses Zeus y Deméter o Ceres (de donde cereal), diosa de la agricultura, cierto día en que se encontraba recogiendo flores junto con unas ninfas, fue raptada por su propio tío Hades (Plutón) que reinaba en el mundo infernal, ya que se había encaprichado de ella.

Según cuenta el mito, su madre Deméter cayó en una profunda depresión, y dejó de cumplir con sus obligaciones divinas, consistentes en el cultivo propicio de la tierra. Se dedicó, pues, a buscar a su hija, vagando por el mundo con el aspecto de una anciana. El soberano Zeus advirtió que la vida de los habitantes de la tierra estaba en serio peligro por una tierra infértil, y decidió mediar con su hermano Hades para que liberase a Perséfone. Éste accedió, pero se guardó una última carta en su manga: Puso la condición de que Perséfone no debía consumir alimento alguno hasta que abandonase el inframundo.

El día en que Deméter bajó al inframundo a recoger a su hija, Hades sembró de granadillas el camino de regreso. Perséfone cayó en la tentación de comer hasta seis de ellas, violando las leyes del inframundo que penaban con la estancia en él a quien consumiese de sus productos. Así, consiguió que Perséfone accediese de buen grado a casarse con él, en uno de los matrimonios más estables y felices de la Mitología grecolatina, convirtiéndola en reina del inframundo, y que pasase seis meses, uno por cada granadilla consumida, en su compañía.

De esta forma se explicaba el origen de las estaciones. Durante el tiempo que Perséfone pasaba con su esposo Hades, la pena de Deméter sumía al mundo en el frío y la oscuridad, una época en la que los árboles y plantas no florecían (otoño e invierno). Mas, cuando Deméter estaba con su hija, su alegría hacía que todo volviese a florecer, dando lugar al caluroso verano y la floreciente primavera.

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here