Encendido de las luces en Monzón.
Adecco

Llevo muchos años en que vengo soportando la Navidad. La fiesta tuvo y tiene su origen cristiano, pero hoy de cristiana no tiene nada de nada. En realidad es totalmente pagana y sobre todo consumista. Jesús (y lo dice un no creyente) si bajara de los cielos se escandalizaría al ver lo que han hecho de esta celebración los fariseos, que formalmente dicen seguirle. Él nació en una cuadra al lado de un pesebre y la noche del 24 de este mes, muchos españoles pobres no podrán pagar la electricidad gracias al sistema de cálculo de precios que la indecente UE nos ha impuesto.

Pero todo esto a los fariseos les da completamente igual. Es más, a poco que hables con alguno de ellos, si te descuidas le acabarán imputando toda la crisis energética, el endeudamiento y déficit de la economía cuentas públicas que padecemos, a los perceptores de alguna pensión no contributiva, al seguro de desempleo o a la exigua renta mínima que apenas unos pocos cobran. Mientras ellos, es decir, los fariseos, se enriquecen cada día más y sólo hacen que ver a legiones de pobres y holgazanes por todas partes, los cuales ponen, según ellos, en peligro su prosperidad.

Franco Molina
MONZON

A mí estos días sólo me inspiran una profunda tristeza, y más todavía desde que me faltan los padres. Ambos a su manera todavía creían en el festejo, pues en los años en que les tocó vivir las celebraciones aún conservaban alguna autenticidad familiar y espíritu fraternal entre las personas.

Estas Navidades en concreto va a ver mermadas toda su parafernalia de regalos y cenas pantagruélicas, gracias a que la naturaleza en forma de Covid ha venido a recodarle al hombre que es un ser estúpido y banal.

Hasta ahora la infección en la UE y EEUU la andamos combatiendo a base de discurso ideológico por delante, poniendo siempre el fundamentalismo del mercado (sustituto de Dios) por encima de la ciencia y la razón. Y ya estamos viendo los resultados.

Mi pueblo ya se parece a Vigo. Con los precios de las energía, todo un derroche lumínico. Circo y apariencia que no falten. Ayudas a los que no puedan pagar la electricidad, ni les ha pasado por la cabeza.

Ahí los tendrás a todos festejando en suculentas mesas la Navidad y hasta algunos de ellos se darán golpes en el corazón en la Misa de Gallo.

Ya lo dijo Jesús : Sepulcros blanqueados.

http://laquenosvieneencima.blogspot.com/

 

 

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here