Víctor e Isabel
ciudadanos

La inminente llegada del nuevo año supondrá para la empresa Cabecita Loca Slow Drinks la materialización de varios proyectos agroalimentarios artesanales en los que la sostenibilidad y la apuesta por el mundo rural, serán los protagonistas.

Ubicada desde hace cinco años en una de las naves nido de la Comarca de Somontano en el polígono industrial Valle del Cinca, en la actualidad los responsables de este negocio familiar formado por el matrimonio Víctor Clavería e Isabel Nieves, están trabajando para ubicarse y trasladarse a una zona rural en Barbastro próxima a la localidad de Castillazuelo donde construirán un nuevo obrador-bodega de mayor tamaño al actual. Asimismo, este proyecto incluye la construcción de una vivienda para su familia integrada con la arquitectura tradicional, apostando claramente por la filosofía de mantener los pueblos vivos.

GOB ARAGON surge

En las nuevas instalaciones se amplían las zonas de elaboración donde continuarán realizando sus laureados vermuts Cabecita Loca rojo y Cabecita Loca blanco reserva, así como su especial sangría y su novedosa ginebra,  ambos bajo la etiqueta inconfundible de Cabecita loca.

Tienda kilómetro 0

En este nuevo obrador artesanal, “además de elaborar nuestros productos, tenemos previsto construir una tienda para vender productos agroalimentarios propios y de artesanos cercanos, es decir, productos de kilómetro 0; es un lugar privilegiado tanto dentro de la Ruta del Vino Somontano como de acceso a la Sierra y los Cañones de Guara”, comenta Isabel Nieves, gerente de la empresa. “Será un buen lugar para continuar dando a conocer nuestros productos, entre otros los vinos Zinca, elaborados en la bodega de Montesa con una vinificación artesanal emulando los ancestrales modos de elaborar vinos con crianzas en ánforas, en damajuanas de cristal o en odres de cuero”.

Además, con las nuevas instalaciones, se abre la posibilidad de ofrecer visitas guiadas y establecer sinergias con otros productores del Somontano para poder vender y promocionar sus productos. Asimismo, Cabecita Loca pretende comercializar vinos elaborados por el enólogo Víctor Clavería en otras bodegas de la D.O. Somontano con etiqueta propia.  

Para Víctor Clavería, Artesano Alimentario de Aragón, “los numerosos premios recibidos, entre ellos el Germana de Foix concedido por el Ayuntamiento de Barbastro, nos han servido para consolidar un proyecto que en sus inicios se ubicó en la ciudad del Vero como una firme apuesta de dos jóvenes emprendedores”. “Ahora, añade Víctor, una vez que los clientes nos han reconocido como una marca de calidad, queríamos trasladarnos al medio rural, donde nos sentimos más identificados”.

En la actualidad están en plena tramitación de permisos con todas las instituciones implicadas como Confederación Hidrográfica del Ebro, Carreteras y Ayuntamiento de Barbastro para comenzar las obras del nuevo proyecto. “Tenemos la misma ilusión o incluso más que el primer día. Y estamos convencidos que este proyecto de ampliación y apuesta por el medio rural supondrá la consolidación de una marca y de una empresa familiar formada por mi mujer y yo que en su día decidimos volver a nuestras raíces y dar valor a nuestra tierra”, explica Víctor Clavería.

Producción artesanal de calidad

Productos de Cabecita Loca

Por otra parte, la nueva bodega está diseñada para ser eficientemente sostenible al utilizar la energía solar y la biomasa. Las previsiones de Cabecita Loca son comenzar a construir en 2022. 

Los productos Cabecita Loca están avalados con el sello artesanal del Gobierno de Aragón y se pueden encontrar en los mejores establecimientos de prácticamente todas las provincias españolas, incluidas las tiendas Gourmet de El Corte Inglés y varios países. 

Por último, Víctor Clavería valora el apoyo recibido por la Asociación Valle del Cinca y la Comarca del Somontano al haber podido iniciar su proyecto empresarial en una de las naves nidos con un alquiler asequible. “Hemos dado aquí nuestros primeros pasos, pero las instalaciones se nos quedan pequeñas, y a la hora de optimizar los procesos de elaboración con energías sostenibles se requiere otra infraestructura. Siempre estaremos muy agradecidos por la acogida recibida en Barbastro. Ahora toca seguir mirando al futuro y culminar nuestro proyecto en el medio rural”, señala Víctor Clavería. 

 

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here