Antonio Angulo.

La muerte de Antonio Angulo priva a la provincia de uno de los mejores periodistas en la historia de los medios de comunicación altoaragoneses. Además de periodista fue una gran persona en sentimientos y afectos que dejaría muchos titulares por su muerte pero lo más probable es que rechazara todos por su condición de humildad y sencillez. Una prueba de bonhomía y sensibilidad es que no quería tanatorio ni flores, así lo expresó en vida, con deseo de que el importe de esos gastos se envíe de donativo a la Asociación Española Contra el Cáncer. Es solo un botón de muestra.

A título personal le debo mucho en mi trayectoria en el sector informativo donde coincidimos desde 1985 hasta 2011 en el Diario del Alto Aragón en su etapa de primer director. Antes, en el antiguo diario Nueva España y en el semanario El Cruzado Aragonés donde publicó sus primeras informaciones por deseo y amistad con el director Benjamín Plaza que fue su profesor, de Literatura en el Seminario. En todo caso, unidos en la amistad personal desde que fue corresponsal de TVE y director de Aragón 2000 entre otros medios donde dejó buena impronta de su labor profesional.

GOB ARAGON surge

A quienes trabajamos a su lado nos enseñó la simple condición de “contar lo de casa sin protagonismo porque no somos noticia, sino quienes la buscamos para los lectores”. Antonio fue el primero en predicar con el ejemplo. Tal vez porque en las aulas del Seminario de Barbastro aprendió muchas cosas que luego llevaría a la práctica cotidiana. Reconozco que he perdido un gran amigo que siempre terminó con su habitual mensaje cordial, “saluda a la familia”.

Partidario del diálogo y de “arreglar las cosas” para evitar el posible confrontamiento. Sencillo, sincero, hombre de casa, gran defensor del territorio en general, de Graus y de Ejep (allí nació) en particular. Barbastro le debe el aprecio que siempre tuvo por la ciudad donde deja muy buenos amigos. Antonio ha muerto con 75 años pero queda el recuerdo imborrable propio de persona sencilla y próxima. Gracias por todo, Antonio.

 

DPH

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here