Luis en lo alto de Guara.

Hace unos días Rondasomontano.com titulaba que los montañeros estábamos de luto.

Las palabras de José Masgrau, nuestro presidente, hacían saber que la desgracia se había cebado con el Club. José, como buen líder que es, se ponía al frente una vez más, en el peor momento.

gobierno de aragón
Luis Palacio.

Repetíamos la ansiedad de la espera, igual que lo estuvimos en el verano del 2000 cuando otro compañero, Pepe Chaverri, falleció en los Alpes, muy  lejos de Barbastro. Es una tensa espera. Ya nada podemos hacer por Luis, tan sólo convocar a la familia montañera a un sínodo fraterno, a una asamblea de voluntarios en la que durante su funeral elevará plegarias como si fueran crampones y piolet con los que facilitar a su alma la progresión, el ascenso por la afilada arista nevada en dirección al Cielo.

¿Dónde queda ese Luis tan vital, tan camarada, tan dispuesto siempre a acercar la mano en un inesperado momento de dificultad en cualquier ascensión?.

Está claro, estará siempre en nuestro corazón, custodiado por la memoria. Y será tan repetitiva como tantos momentos vividos junto a él. Dará igual verle con la motosierra  desbrozando el sendero entre Costean y Cregenzán o quizás trabajando en la sede del Club cambiando cables de la instalación eléctrica, pues su perfil profesional de electricista (Electricidad RIPAL) estaba siempre al servicio del Club. Aún resuenan con placer en mis oídos los halagos de Jairo Lanau tras la celebración de la cronoescalada: “-El que más ha trabajado… Luis”.

Luis junto a montañeros en el arreglo del camino de Costean a Cregenzan.

Su vocalía de material, compartida con acierto con Javier Galindo, les hacía acudir con frecuencia ante las peticiones de  quienes desearan alquilar herramientas muy necesarias  para sus ascensiones.

Llevaba muchos años en la Junta Directiva con más presencia, si cabe, después de su jubilación.

Las nuevas y jóvenes incorporaciones a la Junta Directiva han supuesto un punto de inflexión en el devenir de Montañeros de Aragón aunando con mucho equilibrio veteranía e ímpetu juvenil. Luis estaba del lado de los veteranos pero no se perdía una excursión de los jóvenes alpinistas porque su fuerza y vitalidad hacían de él un joven más.

Tampoco faltaba nunca a las excursiones de senderismo, era asiduo y constante colaborador.

Afirmo con tristeza haber gozado de su amistad más allá de las excursiones. Luis era el más amigo de sus amigos y se ofrecía para todo lo que necesitases. Por amistad también gozaba de  su faceta de artesano de la miel, nunca me faltó un tarro de su especialidad exquisita de carrasca.

Luis, te echaremos de menos. Cuando  demos un abrazo solidario a tus familiares pensaremos que nosotros también lloramos por tu ausencia. Porque pertenecías a otra familia, muy nuestra, la de los montañeros.

Por eso ahora, en el momento de rezar en el Templo, imaginaremos esa reciente foto triunfadora de la cima de Guara pero un poco más arriba, por encima de las nubes, del firmamento y de las estrellas….

Descansa en paz querido Luis, nunca te olvidaremos.

 

 

Gobierno de Aragón
GOB ARAGON surge
dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here